Supervisor de nubes… ¿destino o actitud?

Cuando el periodista Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) escribió que: el mejor destino es el de supervisor de nubes…, no podía imaginar la repercusión mediática que sus palabras podrían llegar a tener con el paso del tiempo (y no me refiero precisamente a la cita textual que hace unas semanas los medios de comunicación pusieron de actualidad, en palabras de Rodríguez Zapatero).

El “supervisor” es además de una persona que tiene colaboradores a su cargo, un “motivador”. Alguien que debe llevar adelante un equipo para cumplir los objetivos de su organización mediante una actitud abierta, con visión de futuro, capaz de buscar nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Podemos seguir viviendo de la ilusión de los últimos años de bonanza económica o por el contrario liderar el cambio en las organizaciones a la nueva era digital que está transformando por completo los actuales modelos de negocio, dando paso a otros sistemas de generación de riqueza.

Observamos con cierta incredulidad, como los métodos tradicionales están desapareciendo fagocitados por un nuevo orden basado en la conectividad, con una sociedad digitalizada que comparte información en tiempo real a través de la “nube”, término que metafóricamente alude a internet y a los servicios que en ella se prestan.

Esta voluntad de cambio no obedece a modismos y su aplazamiento es inviable desde el punto de vista empresarial. Es un cambio de paradigma para los negocios en general. Un cambio en el modo de trabajo de las personas y de las empresas.

La gran variedad de dispositivos que están apareciendo en el mercado facilitan la navegación en Internet desde cualquier lugar, proporcionando a los profesionales y usuarios en general, herramientas de productividad que cogen en su bolsillo. Informática en la “nube” denominada “cloud computing” que se consume y se paga como un servicio, donde y cuando se necesita; como la luz o el agua.

Empresarios y profesionales en general, están obligados a “supervisar las nubes”. Tienen la responsabilidad de visionar el futuro para mejorar la eficiencia y la rentabilidad de sus negocios. Adaptar sus organizaciones al nuevo entorno tecnológico para mejorar los procesos de gestión y mejorar su competitividad en el mercado.

Sin embargo, “muchos son los llamados pero sólo unos pocos los elegidos” (San Mateo 20, 16). En los próximos meses muchas empresas continuarán sucumbiendo arrastradas por las turbulencias económicas y financieras. No todas están llamadas a la gloria, pero sin duda, aquellas que sean capaces de evolucionar y reorientar sus estrategias hacia la “nube”, están predestinadas a alcanzar el éxito.

 

imagen: Looking Into the Future

Descubre como aumentar la productividad y eficiencia de la empresa a traves del Desayuno Tecnológico #tunegocioenlaweb en Orihuela el próximo 16 noviembre
https://www.facebook.com/event.php?eid=166103000150742

Sobre Vicente Ballester

Vicente Ballester es socio director de CLAVEi y profesor asociado de “Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social” en la Universidad Miguel Hernández de Elche