La tecnología en la empresa ¿gasto o inversión?

Hay determinadas tecnologías, a las que es difícil cuantificar y darle un valor para poder determinar si lo que me va a aportar esa tecnología, es superior a lo que económicamente voy a pagar por ella y por tanto rentable. Es decir, si un hombre tarda en hacer un par de zapatos una hora y tengo la posibilidad de comprar una maquina que le permita hacer 10 pares de zapatos por hora, en este caso la rentabilidad es muy clara y es fácil sacar conclusiones y tomar decisiones.

Hay otros aspectos de la tecnología donde es más complejo valorar esos beneficios que tenemos claro que nos aporta, pero a los que no sabemos poner un precio. Podría citar algunos ejemplos que causan gastos a las empresas pero que no sabría decir que parte del beneficio aportan a la empresa, como por ejemplo: disponer de aire acondicionado o calefacción, utilizar sillas giratorias y ergonómicas con ruedas en lugar de las fijas con cuatro patas, utilizar una agenda electrónica en vez la típica de papel… pues bien, esta claro que estas pequeñas cosas mejoran el rendimiento de los trabajadores pero no se si sabríamos cuantificar en que medida y eso que estamos hablando de cosas muy habituales, ya que podríamos complicarlo un poco más si hablamos de Software, servidores, smartphones, paginas web, etc.

Beneficios de la tecnología en la empresa

Lo que hemos de tener claro, es que la tecnología por si sola no va a hacer funcionar una empresa, pero si nos puede permitir agilizar muchos procesos y conseguir rentabilidad en distintos modelos de negocio que sin apoyo tecnológico serian inviables. Con el uso de algunas herramientas que podemos encontrar actualmente en el mercado, podemos explotar nuestro rendimiento actual y conseguir acceder a nuevas oportunidades que de otra manera serian inviables. Hace unos años el que no aparecía en internet no existía, en poco tiempo el que no ofrezca sus productos y servicios en internet estará obsoleto. La venta de productos y servicios en internet ha crecido en 2011 un 27% con respecto al 2010, a pesar de la situación económica que estamos viviendo y hace pensar que seguirá creciendo durante los próximos años.

Adopción de tecnología en la empresa

En algunas ocasiones, más de las que me gustaría, he oído la expresión “esto lo hago así, porque toda la vida se ha hecho así”, o “no puedo perder tiempo enseñándome a manejar esa herramienta porque tengo mucho trabajo”, etc. Esto es muy respetable, pero si no evolucionamos estamos acabados, porque la tecnología avanza muy deprisa y cada vez nos costara más ponernos al día. Y no me refiero solamente al tema económico, (ya que es evidente que si no hacemos pequeñas inversiones en tecnología de forma continua, al final deberemos hacer una muy grande para estar al día tecnológicamente), sino también al tema formativo, ya que la tecnología y la formación están completamente interrelacionadas. Debemos pensar, en que podemos mejorar aquello que hemos hecho durante toda la vida para hacerlo más rápido, o más barato, o más duradero… y debemos proponernos hacer un esfuerzo adicional para formarnos y manejar una herramienta si posteriormente nos va a aportar beneficios como tiempo extra, seguridad, calidad, beneficios, etc. Porque al final de lo que se trata es de mejorar nuestra capacidad de empresa.

Hace unos meses un amigo me contaba que había comprado un pc de gama muy alta para su casa y con un diseño espectacular. A continuación me comentaba que necesitaba cambiar el servidor de su empresa, pues lo tenia obsoleto, pero era una gasto grande y estaba pensando en esperar un poco más a ver si la situación económica mejoraba un poco. Me pregunto que pensaba al respecto y mi respuesta fue la siguiente: “Estas pensando en aguantar, para cambiar la herramienta que se encarga de soportar los datos de tus clientes y proveedores, y que te permite trabajar todos los días sabiendo que es necesario, por no generar un gasto, y sin embargo has adquirido un pc de lujo para tu casa, que sólo lo usaras para mirar en internet. Solo puedo decirte que cuides el excelente pc que has comprado, porque con ideas así no se si podrás comprarte otro.”

Más tecnología, más rendimiento

Hay veces que no sabemos de que manera podríamos mejorar el rendimiento del personal en ciertas tareas, conseguir llegar a determinados clientes con los mismo recursos humanos e incluso otras veces, escuchamos a terceras personas hablar de algunas herramientas tecnológicas que no sabemos lo que nos podrían aportar. Esto es normal ya que no es el “core business” de nuestro negocio y por eso en estos casos debemos pregúntale al proveedor tecnológico habitual que estoy seguro de que estará encantado de poder ayudarnos.

En lo que a tecnología se refiere, de lo que se trata es que sin ella será muy difícil conseguir la excelencia de nuestra empresa.

imagen: WarzauWynn

2 comentarios
  1. Juan Enrique Acevedo
    Juan Enrique Acevedo says:

    Sin duda, el desembolso en tecnología, desde una aplicación coherente del mismo, es una inversión y una apuesta que toda empresa debe realizar, cada una ajustada a sus necesidades. Como proponéis acertadamente desde Clavei -> #evolucion@, entendiendo como tal la aplicación coherente de la tecnología al servicio de nuestros procesos productivos y de gestión.

    Muchos procesos son imposibles de realizar sin el apoyo de la tecnología bien aplicada. La frase de “esto lo hago así, porque toda la vida se ha hecho así” debería de pasar a la historia: Analicemos procesos, veamos mejoras e implementémoslas

    • Francisco Fernandez
      Francisco Fernandez says:

      Hola Juan,
      Gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Necesitamos un constante analisis que nos ayude a introducir mejoras día a día.
      Saludos.

Los comentarios están desactivados.