Cuarta revolución industrial

INDUSTRIA 4.0: LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Nos gusta ordenar, encajonar y enumerar las fases por las que pasamos y en cuestiones de industrialización podemos hablar que estamos en el inicio de la Cuarta Revolución Industrial.

El mundo está en constante movimiento, después del desarrollo de la máquina de vapor y de la mecanización, en la segunda mitad del siglo XVIII, después del desarrollo de la electricidad con fines domésticos e industriales a finales del siglo XIX, y después de la automatización durante el siglo XX; la cuarta etapa de la transformación industrial estará sustentada en la llamada fábrica inteligente, caracterizada por la inter-conexión de máquinas, de sistemas lógicos en el propio emplazamiento de producción, y también caracterizada por un gran intercambio de información.

Fabricación a medida y personalizada

Llamadas fabricas inteligentes o “Smart Factories” que se caracterizan por su mayor adaptabilidad a las necesidades y asignación eficaz de recursos. Esto nos dará la oportunidad de que en nuestro territorio se fabrique cerca del consumidor, con tiradas más cortas y custodiadas.

La época donde Henry Ford decía que haría los coches del color que quisieran sus clientes siempre que estos los pidieran negros ya pasó. Hoy Maserati es capaz de tener 70.000 variantes de sus modelos con un ahorro del 30% del tiempo de fabricación gracias a los avances de digitalización.

Bases tecnológicas de la industria digital

La utilización del Internet de las cosas en esta industria digital permitirá que los sistemas de ERP, sabiendo las necesidades de los clientes, tengan información continuamente de las necesidades de materias primas, que proveedores las tienen, donde están y en qué condiciones para su utilización. Este control de la logística en cada momento para asegurar los tiempos de producción, de servicio a los clientes y un control total de la fase de producción, controlando todas maquinas que intervienen en el proceso de transformación.

La introducción de sistemas ciber-físicos dentro de la industria permitirá que maquinas, robots y personas interactúen en un mismo entorno complementándose. Los elementos físicos continuamente aportaran información a los sistemas, que generaran los supuestos más adecuados para los siguientes procesos mediante supuestos predictivos basados en los millones de datos almacenados en los sistemas, gracias al BigData.

El uso de tecnología de impresión 3D permitirá el diseño de todo tipo de productos por parte de consumidor y permitirá fabricaciones con series más cortas y totalmente personalizadas.

La digitalización y coordinación cooperativa nos obligara en todos los sectores a marcar unas bases claras para el intercambio de información de todos los miembros del clúster. Es fundamental, para que los sistemas se entiendan sin la intervención humana, que los estándares de comunicación estén perfectamente establecidos y sean los sistemas, mediante algoritmos lógicos, los que coordinen digitalmente la cooperación de los diferentes actores.

Los almacenes inteligentes conectados a los sistemas de gestión flexibilizarán la logística para poner la materia prima en el sitio exacto donde se necesitara con la intervención mínima de decisiones personales. Miles de productos etiquetados mediante RFID aportaran información a los sistemas que los dirigirán mediante los procesos lógicos más adecuados.

La transformación digital de la industria

 

La transformación digital necesita de la interconexión de todos los actores, clientes, proveedores, medios productivos, logísticos, etc. En busca de la flexibilidad productiva, nuevas formas de comercialización, el multicanal, la integración de puntos de venta físicos como digitales, la adaptación de estándares de comunicación y la aplicación de sistemas de ciberseguridad en todos estos procesos.

1 comentario

Los comentarios están desactivados.