fbpx

En la actualidad, y cada vez más a menudo, empieza a ser muy común escuchar a alguien decir que “trabaja en la nube” o utilizar el término “cloud”. En los últimos años, el gran avance tecnológico que se ha producido, nos ha permitido cambiar y adaptar nuestra forma de trabajar de modo que podamos realizarlo con una mayor agilidad o flexibilidad pudiendo destinar ese tiempo que ahorramos a otras prácticas optimizando así nuestro funcionamiento en la asesoría o despacho profesional, como por ejemplo dedicar una mayor atención a nuestros clientes.

¿Qué es el cloud computing?

Primero de todo, vamos a definir en qué consiste el “cloud computing”, como nuestros compañeros anglosajones denominan a esta nueva forma de trabajar. Se trata de un proceso que nos permite acceder a toda nuestra información o datos almacenados de forma inmediata, así como poder usar cualquier herramienta o dispositivo de trabajo desde cualquier lugar en el que nos encontremos siempre que dispongamos de acceso a internet.

Descargar eBook sobre >> La transformación digital, el reto ineludible de la asesoría del futuro <<

¿Qué ventajas tiene trabajar en la nube?

Con respecto a trabajar en la nube, todavía son muchas empresas las que se muestran reacias a que sus empleados puedan mantenerse conectados desde cualquier punto, incluso trabajar desde casa, opción que favorecería la conciliación familiar y laboral, pudiendo beneficiar en gran medida a los trabajadores. A continuación, vamos a dar visibilidad a las ventajas que ofrece esta nueva forma de trabajar.

Almacenamiento ilimitado y colaboración

Se trata de tener toda la información de un negocio en concreto, alojada en servidores virtuales, en lugar de guardarlo en un equipo o memoria externa ahorrando así espacio y, por lo tanto, consiguiendo reducir costes. Cualquier persona que pueda almacenar su información en la nube, podrá acceder a esta desde cualquier sitio, a través de diferentes dispositivos electrónicos, así como poder trabajar con ésta en cualquier momento, beneficiando sobre todo a aquellos colaboradores o equipos que participan en un mismo proyecto, pero que se encuentran en distintas partes del mundo y poder gestionar así, su sincronización a la hora de trabajar en remoto.

Seguridad y actualizaciones automáticas

Además, trabajar en la nube es un método totalmente fiable, ya que toda la información se almacena en internet usando unos filtros de seguridad avanzados. Igualmente, entre sus ventajas, podemos destacar que se realizan actualizaciones de las aplicaciones que están alojadas en la nube de forma inmediata y a tiempo real.

Ahorro y flexibilidad

Otro de los grandes beneficios que ofrece esta metodología de trabajo, es que no importa si se trata de una pequeña o gran empresa, ambas van a poder acceder a dicha tecnología haciendo que desaparezcan las barreras de entrada con las que muchas empresas, sobre todo pymes, se encontraban a nivel tecnológico debido al gran desembolso económico que muchas de estas herramientas acarrean. Por lo tanto, va a suponer una importante reducción de costes al eliminar tanto el desembolso económico que implica adquirir las licencias de software, hardware, así como el coste de implementación o mantenimiento que éstos conllevan. Es más, la mayoría de estas aplicaciones, tienen la ventaja de disponer de tarifas mensuales o planes de precios según la capacidad que cada empresa vaya a utilizar, teniendo siempre la posibilidad de ampliarla en caso de ser necesario si se produce un crecimiento del negocio y adaptándose así a sus necesidades.

En conclusión, estamos ante un tipo de tecnología que nos va a permitir cambiar nuestros métodos de trabajo, olvidarnos de la idea de que permanecer dentro del despacho implica una mayor productividad que si lo realizamos desde cualquier otro punto y conectar ya no solo equipos de trabajo sino empresas y clientes de forma inmediata proporcionándoles así un gran valor añadido a nuestro trabajo.

Hoy por hoy, existen numerosas aplicaciones en el mercado que permiten trabajar de este modo, ya sea en materia fiscal, como pueden ser programas de contabilidad o facturación, pasando por soluciones de nóminas o gestión documental que permiten guardar toda nuestra información en la nube, ahorrando, como ya hemos hecho referencia previamente, espacio en nuestros equipos permitiéndonos incluso, poder compartirla con nuestros clientes.

Descargar eBook

Share This