fbpx

¿Tienes una asesoría o despacho profesional, y percibes que la tecnología podría ayudarte en muchos de tus procesos estratégicos, pero que, para ello, tendrías que asumir un importante coste? En el siguiente artículo explico porque la tecnología es una inversión en beneficio de las asesorías y por qué no debe ser percibido como un coste.

Todos sabemos que estamos en una nueva era, la era de la industrial 4.0, aquella que pide a gritos que todos los despachos profesionales reflexionen y hagan autocrítica, preguntándose si van bien encaminados o si usan los servicios de información y las nuevas tecnologías que hay hoy en día y que evolucionan a una velocidad realmente sorprendente.

¿Por qué la tecnología es una oportunidad para tu asesoría?

Se habla mucho en estos tiempos sobre la transformación digital, pero no hay un concepto fijo que defina la misma, hay muchas versiones al respecto, pero lo que sí está claro es que es una nueva era, una oportunidad para que las empresas se adapten a los nuevos tiempos, para que se reinventen apostando por las nuevas tecnologías.

El problema, es que muchas de esas empresas consideran que invertir en tecnología, les supone un coste, no van más allá, no se paran a pensar en los beneficios que les puede aportar a su despacho profesional. Son muchas las pequeñas y medianas empresas que no valoran que esto no es un problema, es realmente una oportunidad.

Evidentemente, cada despacho tiene que elegir una estrategia profesional que le permita crecer y diferenciarse de la competencia para aportar un valor añadido que haga que los clientes elijan dicho despacho frente a otros, está claro que no todos deben elegir la misma estrategia, pero lo que es obvio es que para elegir la estrategia deben preguntarse entre otras ¿Dónde me encuentro? ¿Dónde quiero llegar? ¿Porque los clientes eligen mi despacho? ¿Por qué hay clientes que finalmente no se han decantado por mi despacho profesional?

Lo que tenemos que tener claro es que hay nuevas tecnologías que van a ahorrarnos tiempo, que ese tiempo, debe considerarse ya como beneficio, pues te permite destinar más tiempo a otras funciones también importantes, hay herramientas que permiten que tu despacho profesional esté visible, incluso hay muchas herramientas que permiten dar publicidad a tu despacho a coste mínimo.

Descargar eBook sobre >> La transformación digital, el reto ineludible de la asesoría del futuro <<

¿Qué tipo plataformas tecnológicas pueden ayudar a tu asesoría?

Cuando hablo de herramientas, me gustaría destacar algunas como por ejemplo las redes sociales, éstas (siempre dándole el uso adecuado y eligiendo las correctas) permiten a coste mínimo dar a conocer tu propio despacho profesional, ya que las plataformas son gratuitas. Las redes sociales, te permiten interactuar con tus clientes, por ejemplo publicando noticias relevantes para ellos, manteniéndoles informados de toda la actualidad en el ámbito legal.

Otra herramienta que me parece fundamental, es una página web. En este aspecto, creo que en el siglo en el que vivimos, está a la orden del día que te hablen de un sitio, de una asesoría, de una persona, etc. y lo primero que hacemos es a través de internet, buscar información al respecto.

Cuando una empresa busca una asesoría, cuando un autónomo busca una asesoría, cuando cualquier particular, necesita realizar una consulta, todos lo hacen a través del mismo medio: internet. Y con ello, la importancia de que mi despacho profesional esté visible, tenga una web que me permita de forma inicial, dar a conocer todos los servicios que ofrezco, todas las personas que forman parte de ese proyecto… me parece fundamental.

El problema es que muchos despachos profesionales consideran que el coste de una web es caro, pero no van más allá, quizás es el momento de plantearse esto, si busco una asesoría y la mía no está, posiblemente no me localicen, y pierda ese cliente. Muchos dirán que se dan a conocer por otros medios, y sí, te pueden recomendar por la buena gestión y eso es increíble, pero en ésta época, la realidad es otra, la realidad es que todos vamos a buscar información sobre aquello que necesitamos en internet.

Hay otras muchas herramientas y ahora más que nunca, hablamos de programas en la “nube”. Evidentemente todo cambio supone un coste inicial, pero para plantearnos si debemos o no, si realmente es un coste como tal, hay que valorar que nos aportará dicho cambio. Entre otras ventajas (yo veo que son todo ventajas) está el tener esa información segura, no tenerla en un ordenador físico, poder trabajar y compartir dicha información con nuestros clientes, desde cualquier lugar, desde un móvil, desde una tablet, sea lunes o sea domingo, etc. Existen muchas aplicaciones cloud que permiten todo esto, permiten dar un servicio sin ceñirnos al horario habitual y además, creo que ofrecer esto a los clientes aporta un valor añadido y diferenciador frente al resto.

Lo que está claro es que en todo esto influye nuestra actitud, ésta va a hacernos tomar unas decisiones u otras y pueden llegar a afectar a nuestro despacho. Cuando hablo de actitud, me refiero a la actitud necesaria para afrontar todos los nuevos cambios de la transformación digital, así como la actitud frente a dichos cambios, no dar por hecho o no dejar de realizar cualquier acción o cambios tecnológicos por el mero hecho de que suponga un “coste”, pararnos siempre a valorar si ese coste, se va a convertir en un gran beneficio para el despacho a medio o largo plazo.

Conclusión

Debemos tener la mente abierta y pensar que todo aquello que diferencie nuestro despacho frente al resto, todo aquello que yo pueda ofrecer a mis clientes y que el resto no lo haga, todo ello, va hacer que los clientes se decanten por nosotros.

Descargar eBook

Share This