iOS vs Android, la eterna batalla

iOS y Android, podemos encontrar comparativas de ambos sistemas en una infinidad de blogs, pero esta vez intentaré darle otro punto de vista, el de un programador, ni mejor ni peor, simplemente diferente.

Para mi Google (Android)  y Apple (iOS)  son dos modelos de padres distintos, cada uno sigue las pautas que considera correctas.

En el caso de Apple podríamos decir que son los padres que controlan a sus hijos diciéndoles a que hora tienen que llegar, como deben vestir, cuándo hacer los deberes e incuso una vez hechos, los revisan para ver si son correctos.

Por otra parte Google representa a unos padres más liberales, confían en sus hijos en cuanto al tiempo de estar fuera de casa, cuándo y cómo hacer los deberes y confían en que los hayan realizado bien.

La cuestión es de restricciones y requisitos

Esta comparativa, quizás odiosa para mucha gente, es como yo lo veo.  Apple me “obliga” a seguir unos patrones, un tipo de botón, de cabecera, de cuadro de texto e incluso el rendimiento mínimo que debe tener mi aplicación. Si no los cumplo, corro el riesgo de que cuando la suba a la App Store no la aprueben (corrigen mis deberes). Google sin embargo simplemente da una serie de consejos que si cumples bien, y si no, pues también, ya que no revisan las aplicaciones que suben a su Google play.

Un diseñador gráfico odiará iOS porque no va a dejar expresar su arte-diseño como él quisiera, en cambio, un programador puede llegar a apreciar más iOS porque con poco esfuerzo conseguirá un diseño muy apropiado.

La ventaja de la libertad que ofrece Google es que convierte a nuestros Smartphone en “pequeños ordenadores” ya que van a poder realizar prácticamente cualquier operación sin que Google ponga límites, sin embargo la parte mala es que su Google Play se puede convertir en una leonera ya que cada aplicación sigue un patrón distinto y hay una grandísima cantidad de aplicaciones “basura”. Incluso permite que cada marca modifique la interfaz, proporcionando ¿originalidad o caos?.

La ventaja de iOS es que vas a tener un smartphone que, aunque más limitado en ciertos aspectos, la mayoría de aplicaciones las sabrás utilizar ya que son muy similares entre si y tienes “garantizado” un rendimiento óptimo ya que han pasado los controles de calidad de Apple.

Ahora la pregunta es… ¿Deben confiar en que los diseñadores y programadores hagamos un buen trabajo y así poder expandir las funcionalidades, o deben controlarnos para que exista una óptima experiencia de usuario garantizada?

¿De qué lado estáis?

Sobre Javier Ruiz

Javier es programador en CLAVEi. Le gusta que las cosas queden bien, ya que de lo contrario podría padecer insomnio hasta que se le olvide el motivo.
“¿Difícil? Puede… ¿Imposible? Nunca.”

3 comentarios
  1. Tomás Martínez
    Tomás Martínez says:

    Me parece una comparación muy clara con las restricciones parentales, jeje
    Una pregunta de mero usuario, ¿que tiene de mal el Windows Phone, que tan poco se habla, y tan poca gente se atreve a sacar app para él?

    • Manu Bordera
      Manu Bordera says:

      Windows Phone tiene varios problemas, es relativamente reciente y la base de usuarios es pequeña y por otro lado, como plataforma versátil, Android lo está haciendo muy bien.

      Microsoft va a tener que impulsar la plataforma apoyandose en la integración desde Windows 8 para el usuario común y en el entorno profesional.

  2. Juan Enrique Acevedo
    Juan Enrique Acevedo says:

    ¿A quien quieres más? ¿A papá o a mamá? Como bien apuntas es la eterna batalla… Siguiendo el símil familiar, si iOS representa al padre estricto y recto y Android a la mamá que nos cubre, nos permite ciertos caprichos… me quedo con papá.
    En mi opinión, prefiero un rendimiento más optimizado aunque el patrón de creatividad se pueda ver limitado…

Los comentarios están desactivados.