Todos los años intento hacer una buena planificación de mis vacaciones, para aprovechar el tiempo al máximo y poder disfrutar y desconectar del ámbito laboral. El problema es, que luego cuesta mucho volver a la rutina.
Este año al igual que el año pasado me he propuesto un objetivo, hacer una buena planificación de mis vacaciones y de mi vuelta a la rutina.
La vuelta al trabajo tras el periodo vacacional suele ser bastante duro, ya que durante las vacaciones rompemos los hábitos de descanso, comidas, cambiamos el ritmo de vida e incluso nuestra mente se hace más lenta, todo esto puede llevarnos al conocido “síndrome post vacacional” (aunque yo nunca lo he sufrido y “toco madera”). Por esto, es interesante que antes de irnos de vacaciones establezcamos unas pautas para que el periodo de adaptación de vuelta a la rutina sea más llevadero y menos traumático.

 
Algunas pautas que os pueden ayudar en la vuelta al trabajo:

  1. En primer lugar, es recomendable planificar las vacaciones, no hace falta mucho, básicamente yo divido mi periodo vacacional en tres partes:
    • 1º Periodo: los 3 ó 4 primeros días de inicio de vacaciones donde intento romper mis hábitos de sueño y alimentación de forma gradual, comenzando a desconectar del ámbito laboral.
    • 2º Periodo: el de viajes, fiestas y desconexión total. Para muchos las verdaderas vacaciones.
    • 3º Periodo: 3 o 4 últimos días de vacaciones, donde intentaré recuperarme del segundo periodo y comenzar a adquirir los hábitos de sueño, comidas y ritmo de vida que tendré en la vuelta al trabajo.
  2. Es recomendable que la vuelta al trabajo no sea un lunes, ya que tendremos que afrontar 5 días seguidos de adaptación y se nos puede hacer cuesta arriba. La adaptación será más llevadera.
  3. Al volver a la rutina, habrá que ponerse al día con muchos asuntos. Tómatelo con tranquilidad, sé positivo, si tienes muchas tareas, será que tu presencia es necesaria para la empresa. Comienza con las tareas más sencillas y continua poco a poco hacia las más complejas.
  4. No quieras resolverlo todo el primer día, la adaptación te llevara al menos 5 días.
  5. Tomate tu tiempo para hacer memoria y refrescar la mente, de forma que puedas analizar en qué situación está todo. La adaptación debe ser lenta pero eficaz.
  6. Es conveniente hacer una lista de prioridades, según veas tus e-mails. Esto te ayudará a planificarte y a no dejar olvidado ningún tema importante.
  7. No es necesario hacer más horas para ponerte al día, al menos durante la primera semana, esto tu producirá un cansancio innecesario que perjudicara a tu rendimiento. Trabajar más horas no significa rendir más.
  8. Durante los primeros días es aconsejable mantener una comunicación más fluida con los compañeros, nos hará más llevadera la vuelta a la rutina.
  9. Es importante que planifiques algunas actividades de ocio fuera del horario laboral en los primeros días de adaptación, ya que nos ayudara a que la vuelta a los hábitos sea más llevadera.
  10. Debemos mantener una actitud positiva, volvemos con las pilas cargadas y en unos días de adaptación podremos hacer lo que nos propongamos.

Espero que estos consejos os ayuden a tener una buena reentrada al trabajo después de unas merecidas vacaciones. Y pensad que al fin y al cabo el trabajo nos alegra la vida.
imagen: Nick Harris

Ejecutivo de Ventas de la Unidad de Negocio Industria y Despachos Profesionales en Clavei.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This