Si estás leyendo este artículo es porque se te ha planteado la situación de tener que elegir uno de estos dos tipos de servidores para  algún proyecto o para tu empresa. Si bien tienen muchas similitudes, no ofrecen lo mismo y cada uno se adecua mejor o peor según para que proyecto lo queremos y las necesidades o requisitos de este. Un servidor no es más que un tipo de ordenador destinado a almacenar, gestionar, procesar información y “servirla” en las peticiones que le realizan los usuarios desde sus equipos. Entonces ¿Qué diferencia hay entre dedicado y virtual?

¿Qué es un servidor dedicado?

Un servidor dedicado es un servidor físico, que podemos “verlo y tocarlo”. Se trata de una configuración de hardware y software concreta, además de otras especificaciones, que puede tener forma de torre o bien de tipo “enracable”.

¿Qué es un servidor virtual VPS?

Las siglas VPS son de “Virtual Private Server”, un servidor virtual, no físico. Se trata de una instalación de software realizada sobre un servidor físico; este servidor físico puede alojar diferentes virtuales que comparten entre sí el hardware y los recursos, pero su funcionamiento es completamente independiente. Los servidores virtuales permiten ahorrar en costes si necesitamos varios servidores, ya que podemos tener varios virtuales dentro de uno físico.

¿Cuál tenemos que elegir?

Bueno, depende de la necesidades. Para entornos de prueba o primeras fases de un proyecto, sin duda lo ideal serian uno virtual; o incluso en el caso que un hosting se nos queda pequeño, pasar antes a uno virtual que a uno dedicado es más razonable que pasar a uno dedicado directamente. Además, un gran ventaja que tenemos con los virtuales es su facilidad para migrarlo a uno superior manteniendo todo el sistema tal cual. Por otro lado, los servidores dedicados están más enfocados a grandes proyectos, que necesitan de muchos recursos, un gran control sobre estos o cuando queremos desplegar varios subproyectos; montando varios virtuales dentro de uno dedicado.

¿Cuáles son los beneficios de un Servidor VPS?

Podríamos resumirlos en:

  1. Escalabilidad: Puedes ir aumentando los recursos de tu servidor conforme tu proyecto va creciendo, de manera fácil y rápida sin interrumpir el servicio.
  2. Recursos Dedicados: Entre otras muchas cosas, esto diferencia un Servidor VPS, de un Hosting compartido. El espacio disponible de memoria es solo para ti, evitando la inestabilidad al no compartir recursos.
  3. Buena relación calidad/precio: Con un VPS tienes prácticamente todos los beneficios de un Servidor Dedicado , pero a un precio mucho más asequible.

Quiero contratar un Servidor VPS

imagen: Foto