Hoy, 7 de abril de 2020, nuestro compañero David Perona -Programador y Consultor para la Transformación Digital de la pyme-, cumple 20 años en Clavei. Con motivo de esta fecha tan especial, le hemos invitado a participar en una «entrevista» para conocerle un poquito más, que nos cuente qué recuerda de sus inicios, cómo han sido estos años, cómo esta viviendo el presente y que cree que nos deparará el futuro.

A continuación podéis conocer la entrevista completa:

David, llegaste a Clavei en el año 2000, un año que como recordaras, se vivió con expectación y entusiasmo ante el cambio de milenio, pero también con mucha incertidumbre por la amenaza del «Efecto 2000”. En todos los medios de comunicación se advertía de la necesidad de actualizar los ordenadores para evitar un colapso que llevara al mundo al borde del precipicio. Un bug basado en la programación de las fechas en los sistemas informáticos. Por entonces, se utilizaban dos dígitos al indicar el día, el mes y el año, y en este último apartado, los sistemas siempre asumían que el año pertenecía al siglo XX. Si se indicaba «98», el sistema entendía que se hacia referencia a 1998. El problema venía con el año 2000 porque, para los ordenadores, el «00» se referiría a 1900. Es decir, que todos los sistemas informáticos viajarían cien años al pasado. ¡Vaya año para desembarcar en una empresa tecnológica!

1. ¿Cómo recuerdas el Apocalipsis Mundial Y2K o Efecto 2000?

Sí, la verdad es que lo recuerdo como algo impresionante y abrumador. Recuerdo que el mensaje que llegó a todo el mundo era efectivamente ese, o te actualizas, o estas perdido. Quizá no hoy ni mañana, pero tienes fecha de caducidad. Esto motivó a que todas las empresas se decidiesen a actualizar tanto sus sistemas hardware como a acomodar su software a la nueva situación.

Sin duda el recuerdo que me viene siempre que pienso en aquella época, es que, durante un periodo muy grande de tiempo, prácticamente todas las semanas había nuevas incorporaciones al equipo. Hace 20 años éramos unas 30 personas y actualmente somos cerca de 70. Pero lo más llamativo, como te digo, era descubrirte habitualmente compartiendo un café con nuevos compañeros.

2. ¿Qué recuerdos tienes de tu primer día en Clavei?

Pues mira, al terminar el último curso disponíamos de una lista de empresas del sector en la que podías solicitar realizar las practicas. El recuerdo que tengo es que prácticamente todos mis compañeros seleccionamos Clave como primera opción, ¡pero no había tantas plazas! Entonces la decisión que tomó la empresa fue, bueno, viendo la acogida, vamos a pedirles que vengan y los conocemos a todos. Nos hicieron una pequeña entrevista personal en la que además de evaluar los conocimientos, nos explicaron en qué iba a consistir labor de las personas seleccionadas.

Recuerdo que la persona que me entrevistó sigue siendo hoy en día el director de mi unidad. La entrevista fue en el que era su despacho y actualmente es la sala de RRHH y Marketing… Una sala tan grande, un señor trajeado (fíjate, que el entrevistador tendría por aquellos tiempos unos 30 añitos), y yo recién salido “del cole” … me veía como un niño sentado en la silla, con las piernas colgando y sin llegar a tocar el suelo ?

3. La crisis financiera de 2008 no nos preparó para la crisis de coronavirus de 2020, ¿cómo crees que este acontecimiento cambiará el mundo?

Estamos viendo que en muchos casos no estábamos preparados para el teletrabajo. Sabíamos (o pensábamos) que podríamos hacerlo, pero al no tener la necesidad real la mayoría de empresas nunca lo habían siquiera probado. Ahora estamos aprendiendo a hacerlo como esos pajaritos que salen del nido por primera vez, y se lanzan al vacío. Sabiendo que la lógica dice que todo va a ir bien, pero con la incertidumbre propia de lo que nunca se ha probado.

En esta parte las empresas deben salir con los deberes hechos. Están teniendo tiempo para corregir lo que se pueda corregir, y de poner nuevos medios para facilitar el teletrabajo a sus empleados. Esto no solo reporta beneficios para la empresa, si no que aporta al empleado la libertad de planificarse de otras maneras, para conciliar su vida laboral con la familiar y personal.

Nos cambiará, claro que nos cambiará. Nos cambiará como personas, ya que estamos aprendiendo a valorar lo que realmente importa, ¡lo de verdad! Un abrazo de tus padres, tu familia, tus amigos … esas cositas que no se pueden pagar. También nos cambiará como sociedad, de hecho, ya nos ha cambiado. Nos reunimos con vecinos por los balcones, hacemos videoconferencias con nuestros equipos, recibimos clases de ingles remotas, hacemos entrenamientos en grupo, cada uno en su casa, etc.

4. ¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces en tu día a día?

En el plano laboral la verdad es que lo que más se agradece es cuando en alguna reunión intervienen más de dos personas. Afortunadamente en nuestra organización el teletrabajo es algo que teníamos bastante a mano, y la transición oficina-casa ha sido casi transparente. El día a día transcurre casi como en la oficina, pero no tenemos un contacto tan cercano como teníamos antes. Así que el hecho de entrar a una reunión y verte con varios compañeros, y dedicar esos minutos simplemente a ver cómo lo llevan todos y echar unas risas si es necesario, hacen que cambies el chip.

En el plano personal, el momento de entrenamiento que hasta ahora realizábamos cada uno por su lado, con su deporte y horario, ha pasado a ser un momento familiar muy divertido. Todos los días al finalizar nuestra jornada laboral, convertimos la casa en una especia de sala multideportiva, y mientras las niñas hacen videoconferencia con su entrenadora, mi mujer y yo aprovechamos para hacer nuestros correspondientes entrenamientos.

5. ¿Qué valoras más de esta empresa?

Sin duda, ¡el equipo! La rotación en nuestra empresa es muy baja, con lo que tus compañeros/as pasan en muchos casos a convertirse en tus amig@s con el paso del tiempo. La implicación, el esfuerzo de todos/as, la cohesión que existe, el AMBIENTE que se respira en el global de la organización. La verdad es que hace que no te cueste ir a la oficina por la mañana.

6. ¿Cómo es tu equilibrio de trabajo y vida?

¡La verdad es que muy bien! El horario en la oficina es muy bueno y me permite tener tiempo disponible para mi familia, y además tiempo extra para mis aficiones.

Soy nadador de larga distancia, pertenezco a un equipo en el que anualmente nos planteamos una serie de objetivos, individuales y colectivos, que requieren dedicarle mucho tiempo a los entrenamientos. Durante todo el año hablamos de 3 sesiones en piscina y 2 en gimnasio/casa. Y de cara a la temporada de travesías, se convierten en 4, 5, e incluso 6 sesiones semanales en piscina. Los entrenamientos sobre todo de cara a la temporada, son además muy largos, con lo que sin un horario flexible que te permita balancear bien el trabajo y la familia, sería imposible sacar tiempo para todo lo demás.

Además, tengo la gran fortuna de que Clavei me ayuda y motiva con estos objetivos. Sin ir más lejos, este último año tuve la oportunidad de participar en la UltraEbre Swim Marathon. Travesía disputada en Tarragona, que une por el río Ebro las localidades de Tivens y Amposta. 31km nadando, algo más de 6 horas y media sin descanso que tuvieron como premio poder subir a podio y lucir nuestros colores!

david_perona_ebro

El próximo objetivo sigue estando ahí. A pesar de que quizá haya que posponerlo debido a la actual crisis sanitaria, el objetivo y la ilusión siguen siendo exactamente los mismos. Cuando todo vuelva a su sitio, cruzaremos a nado el Estrecho de Gibraltar.

7. ¿Recomendarías trabajar aquí a tus amigos?

Sin ninguna duda, además es algo que ya he hecho en algunas ocasiones.

8. Si pudieras decirle algo a todos tus compañeros y compañeras, ¿qué sería?

Chic@s … 20 añazos!! Y esto es solo el principio!

David, gracias por la entrevista. Desde Clavei queremos enviarte un ¡Feliz 20 Aniversario! y decirte, que nos sentimos especialmente felices de haber estado presentes en tu vida a lo largo de todos estos 20 años. Es una gran satisfacción contar contigo en nuestro equipo, porque eres un profesional único y un gran compañero. Gracias.