Lo reconozco, me encanta comprar por Internet. Creo que salvo productos de limpieza y alimentación (al menos, parcialmente), compro todo por Internet, accesorios para gadgets, libros, películas, herramientas y otros caprichos, pero también zapatos y ropa, 2 tipos de productos en los que para mí, las condiciones que ofrezca la tienda pueden determinar que compre o no.
Suelo aprovechar las rebajas para comprar ropa y zapatos y la verdad es que este año el volumen de compra ha sido superior y de más tiendas que de costumbre, por lo que he tenido algunas experiencias de compra que me gustaría compartir sobre la compra de ropa y zapatos.

Diría que me gusta comprar online por la agilidad y comodidad, pidiendo por Internet me ahorro desplazamientos, atascos, colas, etc. Pero ojo, puede que la logística y las condiciones, lo conviertan en un quebradero de cabeza y que sea preferible no comprar online (y muy probablemente, tampoco en la tienda física).
En estas semanas he pedido en varias tiendas de moda, con diferentes formas de gestionar su tienda online, esta ha sido la experiencia.

Mi cara en época de rebajas

Mi cara en época de rebajas


 

¿Tienes un 44 de estos?

Tenemos claro que informar sobre el stock es importante, que ayuda a eliminar cierta incertidumbre al comprar online, pero en el caso de productos tallados, hay que informar del stock a nivel de tallas y ampliar la información sobre las mismas. Salvo que ya haya comprado con anterioridad y conozca que talla me va bien, para una primera compra se agradece disponer de una tabla de equivalencia de tallas y medidas, que me permita asegurarme de que la talla que compré me va a venir bien.

El tiempo es oro ¿Cuánto tengo que esperar?

Se debe informar de cuál es el tiempo aproximado que lleva procesar un pedido, cuantos días laborales tarda el transportista y que agencia de transporte se va a encargar del envío. También es una buena idea que si estamos en campaña de rebajas o fechas como Navidad, informar de que los plazos pueden dilatarse, para curarse en salud y que el cliente esté avisado. No hay nada más desesperante que hacer un pedido y no saber hasta cuando hay que esperar.

Cuando han pasado 24 horas y el estado de tu pedido no cambia

Cuando han pasado 24 horas y el estado de tu pedido no cambia


 

Un transportista no llega ni pronto ni tarde, llega justo cuando se lo propone, así que déjame también ir a recogerlo.

Es cierto que hay empresas de transporte muy competentes, que entregan en plazo, que llaman antes de la entrega, etc. pero muchas veces el cliente prefiere recogerlo en una tienda física, por el motivo que sea, ahorrar gastos de envío, poder probárselo y poder devolverlo al momento, no dispone de un lugar donde puedan entregárselo en persona, otras reticencias, funcionar como si fuese una reserva en tienda, etc. Un sistema tan fácil como es el de avisar al cliente de que ya dispone del pedido en la tienda que ha elegido y tiene hasta X días para poder recogerlo.

Devoluciones, a ver si comprar en tu tienda me va a suponer un disgusto

Es muy importante dejar claras las condiciones de devolución, días, procedimientos y costes. Por lo general, encontraremos que disponemos de 30 días y que nos devuelven el importe, pero me he encontrado algunos casos dignos de mencionar por lo molesto del proceso:

  • Tienda A: Devolución en tiendas física gratuitas, recogida por mensajero gratuita y ningún coste adicional por gestión de devolución. 🙂 Perfecto.
  • Tienda B: Devolución en tiendas gratuita, recogida por mensaje con coste y ningún coste adicional por gestión de devolución. 😐 Casi perfecto, si tienes tiendas físicas cerca, puedes devolver sin que te suponga coste.
  • Tienda C: Solo puede devolverse en puntos de entrega de mensajería y con coste de gestión por devolución. 🙁 Horrible, tuve que buscar un punto de recogida que puede ser en una cafetería, una papelería, etc. y el mensajero pasa cada varios días a recoger los paquetes, además, al devolver el dinero, te cargan un coste por gestión. Entre la incertidumbre de dejar el paquete en un kiosko de prensa y que tardaran 3 semanas en devolver el dinero (no integro), ha sido la primera y la última vez.

Yo, en C


 

Conclusiones

Al final se trata de hacerlo fácil, cuantas más barreras se eliminan en las tiendas online, mayor satisfacción y mayores ventas, porque si te gusta, repites. Comprar en tu tienda online debe ser una experiencia agradable, donde no existan incertidumbres, todo este bien claro y que la logística ofrezca una experiencia similar a comprar en la tienda física.
imagen: Kristina Alexanderson

Manu es consultor de business intelligence especializado en Tableau. Anteriormente ha formado parte del departamento de marketing en CLAVEi como social media manager.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This