Cuando se plantea por primera vez la creación de una aplicación para smartphones y tablets, normalmente lo primero en lo que se piensa es en la variedad de plataformas existentes: Apple iOS, Google Android, Palm, Symbian, BlackBerry, Windows Phone, … luego, ¿cómo realizar un desarrollo que abarque todas o el mayor porcentaje (en términos de utilización) de estas plataformas? Antes de contestar a esta pregunta me gustaría exponer un par de cosas: las previsiones en tendencias indican que los sistemas que liderarán en los próximos años serán Android e iOS, no obstante el nuevo Windows Phone parece que va a tener una gran aceptación.

Si damos por supuesto que nuestra aplicación debe correr como mínimo en Android e iOS para cubrir una importante cuota de mercado, ¿vamos a dedicar tiempo a desarrollar una misma aplicación en distintos sistemas operativos con el coste de tiempo y formación de un equipo multidisciplinar? Una solución que se plantean muchas empresas es la realización de una aplicación web para dispositivos móviles, de esta forma con un único desarrollo se puede conseguir el objetivo de llegar a múltiples plataformas.


Pero las estadísticas indican que los usuarios prefieren aplicaciones nativas a aplicaciones web para móviles, y de hecho el tiempo de uso medio de unas y otras es ligeramente superior en el caso de las nativas. Esto seguramente se deba a la dificultad para alcanzar el mismo nivel de usabilidad, apariencia e integración con el dispositivo (acceso al hardware del dispositivo). Por ejemplo, desde HTML. no se puede acceder a algunos elementos particulares como la cámara, GPS, …
No olvidemos también que las aplicaciones nativas ganan en velocidad de ejecución aunque las mejoras constantes de optimización en el motor de javascript V8 ha conseguido que la ejecución del código javascript de las webs se pongan casi a la misma altura.
Desde hace algún tiempo existe la posibilidad de realizar aplicaciones híbridas: aplicaciones web basadas en HTML5 + Javascript que son empaquetadas de manera que de un único código fuente de aplicación web tenemos la posibilidad de obtener una aplicación instalable en múltiples y dispares plataformas móviles.
Existen varias herramientas que lo permiten. Una de las más conocidas y además gratuita es PhoneGap
Con PhoneGap contaremos además con acceso a gran parte de los elementos del dispositivo (acelerómetro, cámara, GPS, vibración, …) Ver lista completa.
Creo por tanto que por el momento la mejor solución para una empresa con una mínima experiencia en desarrollo web para incorporarse al desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles es la de una aplicación híbrida basada en HTML5 + CSS3 + JavaScript y empaquetada con alguna herramienta como PhoneGap, para poder llegar a las diferentes plataformas con un único desarrollo.
 
imagen: PhoneGap

Rafa ha desempeñado la función de analista programador de aplicaciones en Clavei. Apasionado por el mundo de la programación para internet, posee una amplia experiencia en el desarrollo de sitios web y especialmente en soluciones de comercio electrónico tanto B2B como B2C.
Para Rafa, “si no estás en Internet no existes”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This