Supón que estás ahora mismo en tu puesto de trabajo, empezando a leer este artículo y de repente puf, tu ordenador se apaga y con él, los switches, monitores, servidores, luces, etc. Todo se apaga en la empresa por un problema informático, impidiendo que el trabajo se lleve a cabo y todo el mundo se queda de brazos cruzados.
La disponibilidad de los equipos, sistemas y red de una empresa, es algo de vital importancia, empresa grande o pequeña necesita utilizar los ordenadores para trabajar. El funcionamiento de una empresa depende de que el sistema informático esté funcionando.

Algunos cortes informáticos que paralizan la empresa

Por supuesto que hay casos y casos y que según la dependencia de cada empresa, necesitarán un plan de reacción para estos casos.
Cuando hay un corte eléctrico por ejemplo, podamos evitar que los ordenadores queden inutilizados por falta de suministro eléctrico. Un SAI nos puede permitir seguir trabajando un pequeño periodo de tiempo, que podemos hacerlo bajo mínimos para estar disponibles el mayor tiempo posible, en el blog ya hemos hablado sobre los SAI anteriormente. Llegando incluso algunas empresas a necesitar disponer de un generador si necesitamos que gran parte de los sistemas y servidores no se apaguen por un corte eléctrico.
Otro nivel de disponibilidad es el del servidor de datos, podemos llegar  a utilizar dos servidores que funcionen como espejo para que en caso de que un tenga un problema o fallo, el otro continúe funcionando. De esta forma el trabajo en la empresa pueda seguir llevándose a cabo y sin cortes.
Las copias de seguridad, que ya deberíamos tener claro que hay que hacerlas si o si. Que rápidamente podamos restaurar un estado de los datos y nada nos pare.
No nos olvidemos tampoco de Internet, aunque sufre cortes con menor regularidad, un plan alternativo para casos de cortes, puede venir muy bien. Gracias a las líneas LTE, con un modem compatible con tarjetas SIM o nuestro propio móvil, podemos seguir conectados a Internet, no con tanta potencia, pero nos puede sacar del paso.
Al final se trata de analizar que puede fallar en la empresa y disponer de un plan de reacción para estos fallos o imprevistos, que podamos continuar trabajando a la espera de que todo vuelva a funcionar correctamente.
enlace: Daniel Rehn

Manu es consultor de business intelligence especializado en Tableau. Anteriormente ha formado parte del departamento de marketing en CLAVEi como social media manager.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This