fbpx
¿Por qué no termina de convencer el nuevo régimen de IVA RECC?

¿Por qué no termina de convencer el nuevo régimen de IVA RECC?

Como veíamos la semana pasada, la ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a emprendedores, introduce un nuevo régimen especial del Impuesto sobre el Valor Añadido, el Régimen Especial del criterio de caja (RECC).
Se las prometía como un régimen de IVA de gran acogida, pero su grado de adhesión en la práctica por parte de la pymes y autónomos está siendo mucho más reducido y entusiasta de lo que inicialmente preveían tanto los potenciales beneficiarios, los pequeños empresarios, como los precursores, el ejecutivo.
El RECC se basa en un criterio de caja doble: para el emisor de la factura sujeto al RECC se retrasa el devengo y con ello la declaración e ingreso del Impuesto sobre el valor añadido (IVA repercutido) hasta el momento del cobro a su cliente, y para el de una operación sujeta al RECC, esté o no acogido, se retrasa la deducción del IVA soportado hasta el momento en que efectúe el pago a su proveedor, con un tope de fecha límite del 31 de diciembre del año siguiente al de la realización de la operación.
(más…)

RECC, el régimen especial de IVA que intenta evitar que las pymes y autónomos sigan financiando la Hacienda Pública

RECC, el régimen especial de IVA que intenta evitar que las pymes y autónomos sigan financiando la Hacienda Pública

Este nuevo régimen de IVA ha sido una demanda de empresarios y profesionales que debían ingresar en el Tesoro las cuotas de IVA repercutidas a sus clientes que, sin embargo, todavía no habían cobrado, hecho que la crisis económica ha agravado.
El RECC entró en vigor el 1 de enero de 2014. El empresario/profesional debe comunicar su deseo de acogerse al RECC durante el proceso de inicio de la actividad o a través de declaración censal, modelo 036, durante el mes de diciembre anterior al ejercicio en el que desee aplicar el RECC; no obstante y debido a la demanda de autónomos que pedían que se extendiera el plazo desde el 31 de diciembre al 31 de marzo, cuando tiene lugar la primera liquidación del IVA del año, el ejecutivo ha cedido a la ampliación del plazo.
(más…)