Ofrecer Wifi a los clientes de tu negocio

Ofrecer WiFi a los clientes o cómo ganarte un punto

Este pasado puente he hecho una pequeña salida, concrétamente por Extremadura y quería compartir algunas experiencias de cómo utilizan el WiFi algunos negocios.

La verdad es que son muchos los negocios que a modo de deferencia hacia sus clientes, ponen a su disposición una conexión WiFi. Negocios como restaurantes, cafeterías, tiendas, bares, hoteles, salas de espera, etc. te ofrecen ese pequeño detalle con el que añaden una razón más para que los elijas, podríamos decir que vale para ganarte un punto con el cliente, “ven a mi local, que aquí tienes WiFi”.

Aunque la gran mayoría llevamos una conexión de datos en el móvil, lo cierto es que los usuarios, llamémoslos “intensivos”, preferimos conectarnos al WiFi y evitar consumir nuestra preciada tarifa de datos. Incluso a veces tienes tarifa de datos, pero entras en un local “tipo bunker” que deja tu cobertura a 0 y sin comunicación con el exterior, ahí se agradece disponer de una conexión WiFi.

Esta situación me ocurrió en un restaurante, que al pasar al salón interior, la señal LTE de mi móvil se convirtió en una humilde GSM casi sin cobertura y al no disponer de una conexión WiFi, ni Chek-in, ni opinión en Facebook, ni foto de Instagram, ni nada. Todo lo contrario que en el hotel, que disponía de red WiFi gratuita y sin ningún tipo de límite.

Aunque ojo, lo de ofrecer WiFi sin ningún tipo de límite de velocidad puede tener sus pegas, por un lado, puede haber usuarios que abusen de todo el ancho de banda y no dejen navegar al resto o incluso el disponer de una conexión ilimitada en el tiempo y que el usuario se quede más tiempo en el lugar. Con este caso me refiero a un bar o restaurante y que el cliente esté sin prisas por irse de la mesa, esto nos supone no disponer de esa mesa para otro cliente.

Y la pregunta de oro ¿WiFi gratis para mis clientes? Yo opino que si, aunque sea con algunas limitaciones. Si es por ejemplo el caso de un hotel o similar y el cliente necesita más velocidad o sin límites, ofrecerle un servicio adicional con coste.

Todo esto no supone un gran coste, incluso si ya se dispone de una línea de ADSL o Fibra para uso interno, solo supondría instalar uno o varios repetidores adicionales que compartan parte de esa línea, con el fin de que nuestro cliente esté más satisfecho y tenga una razón más para elegirnos sobre la competencia.

imagen: Dayna Bateman