Cuando ponemos en marcha un e-commerce o queremos mejorar nuestra tienda online actual, nos encontramos con algunos conceptos relacionados con su gestión interna que pueden resultarnos confusos. Aparecen miles de siglas que hacen referencia a cosas que tienen algo que ver entre sí, pero que realmente son totalmente distintas.

Algunas de estas siglas son ERP (Enterprise Resource Planner), CMS (Content Management System) o CRM (Customer Relationship Management), tres herramientas que, aunque relacionadas entre sí, tienen funciones diferentes.

En un artículo del blog de Clavei ya os explicábamos la diferencia entre ERP y CRM. A continuación, para seguir ayudándote a aclarar conceptos, te explicamos cuál es la diferencia entre un CMS y un ERP.

¿Qué es un ERP y para qué sirve?

Un ERP (siglas de ‘Enterprise Resource Planning’ o ‘Planificación de Recursos Empresariales’) es un software de gestión empresarial que se compone de diferentes módulos que gestionan cada área de un negocio y automatizan muchos procesos internos. El sistema unifica toda la información que comparten todos los departamentos de la empresa. Si quieres ver más en detalle qué beneficios aporta el uso de un ERP tu empresa, echa un vistazo a este artículo de mi compañero Jose Manuel Quiles.

Disponer de un ERP ayuda a mejorar la gestión de cualquier tipo de negocio.

Este software reúne las principales tareas de cada departamento (planificación, producción, gestión de inventarios, envíos, ventas, contabilidad, bases de datos de clientes, etc.) y mejora la transparencia en todos los procesos de una empresa.

La importancia de conectar tu ERP con el e-commerce

Si tu página web es un espacio corporativo, algo así como una “tarjeta de visita”, no habrá ningún problema en que tu ERP y tu sitio web trabajen por separado.

Sin embargo, si tienes un negocio de comercio electrónico, la integración entre ERP y e-commerce es clave para controlar la facturación, el stock, los clientes o las devoluciones desde una misma plataforma, de manera que todos los procesos estén automatizados.

Por eso es fundamental que la conexión entre la tienda online y el ERP sea robusta ya que va a facilitar enormemente el trabajo diario, ahorrará costes y mejorará la gestión en general. Si quieres saber más, revisa el siguiente artículo: ventajas de conectar tu ecommerce con tu ERP.

 

¿Qué es un CMS y para qué sirve?

De todas las herramientas necesarias para poner en marcha un comercio electrónico, una de las más importantes es el CMS o “Content Management System” (Sistema de gestión de contenidos).

El CMS es el sistema que permite crear un sitio web y administrar su contenido de manera intuitiva, sin necesidad de tener grandes conocimientos de informática o programación. Y es que, a diferencia del diseño web a medida, todos los CMS poseen un Backend (Panel de Control) para gestionar prácticamente toda la información que aparece en tu sitio web.

Gracias a los CMS, puedes crear y diseñar páginas web, blogs o tiendas online y añadir, actualizar, maquetar o eliminar en ellas textos e imágenes de manera sencilla y segura.

Algunos de los CMS más conocidos son WordPress, Shopify o PrestaShop. Cada uno de ellos ofrece prestaciones diferentes y nos resultará de mayor o menor utilidad en función de nuestros intereses. Por ejemplo, WordPress es un CMS más utilizado para el desarrollo de páginas corporativas o blogs mientras que Prestashop o Shopify están especialmente pensados para el desarrollo de un ecommerce.

 

ERP vs. CMS: ¿Cuál es la diferencia? Pues toda, son cosas distintas

Aunque ERP y CMS estén integrados como hemos comentado anteriormente y ambos sean elementos fundamentales para el éxito de un e-commerce, sus funciones y usos son completamente distintos. De forma muy resumida:

  • Desde el ERP se van a gestionar todos los aspectos relativos al stock, almacenes, facturación, etc.
  • Por el contrario, desde el CMS vamos a administrar los contenidos y la estructura del ecommerce, es donde se realizarán las compras, figurarán las formas de pago, etc.

Por eso hemos hecho hincapié en la importancia de tener ambas plataformas integradas. Sin esa integración cada una va por su lado de forma que es necesario hacer retrabajos a la hora por ejemplo de pasar los pedidos del CMS al ERP, subir el catálogo o el stock del ERP al CMS, etc.

Resumiendo, ambos programas son herramientas muy importantes que nos van a permitir gestionar mejor nuestro negocio, pero cada una de ellas con un propósito diferente y muy definido.

 

Nueva llamada a la acción