Los ERP aumentan la producción y mejoran la gestión de cualquier negocio, independientemente de su sector o tamaño. Esta denominación (acrónimo de “Enterprise Resource Planning”, traducido al español como “Planificación de Recursos Empresariales”) hace referencia al conjunto de aplicaciones software que permiten automatizar la mayoría de las prácticas relacionadas con los aspectos operativos o productivos de una empresa. Según su diseño, los ERP pueden ser genéricos, pre-parametrizados o a medida, y están compuestos por varios apartados o módulos ERP adaptables a las diferentes áreas de la organización (administración, recursos humanos, compras/ventas, almacén, comercial, etc.). Algunos ERPs trabajan por módulos, otros lo hacen por versiones y en función de la versión contratada se permite el acceso a unos módulos u otros.

¿Qué es un módulo ERP?

Los módulos de un ERP son las extensiones que permiten que esta herramienta tenga diferentes funcionalidades. Estos módulos no son vistos como aplicaciones diferentes, aunque cada uno tiene usos distintos y puede implementarse por separado, ajustándose de manera precisa a las necesidades de cada sector o negocio. De hecho, una de las principales ventajas de los sistemas ERP modulares y escalables es que evolucionan junto a las pequeñas empresas, garantizando un crecimiento inteligente y sostenible: es posible que al principio solo necesites un software para emitir facturas y controlar el almacén pero, con el tiempo, quizá sea interesante añadirle un módulo para gestionar y presentar impuestos, otro para lanzar campañas de email marketing, u otro para conectar tu tienda online al ERP y no tener que introducir datos de tus clientes manualmente.

Tipos de módulos ERP

Dependiendo de sus funcionales generales, podemos distinguir entre:

  • Módulos ERP básicos (también llamados generales o tradicionales y suelen venir de serie en todos los ERPs).
  • Módulos ERP opcionales (se van añadiendo conforme la utilización del software lo requiere).
  • Módulos ERP verticales (se desarrollan para una actividad concreta o para un sector industrial específico).

Te interesa: ERP vertical vs ERP horizontal

Módulos ERP básicos disponibles

Los módulos de un ERP básicos son:

Módulo contable y financiero

Con este módulo las empresas pueden consultar sus balances, cuentas de explotación, informes de rentabilidad, ratios, estimaciones de cobros y pagos, resultados presupuestarios sobre los resultados realizados.

Módulo de Almacén

Las opciones de este módulo ERP facilitan hacer un seguimiento de stocks, entradas y salidas, y permiten localizar los artículos dentro del almacén de forma ágil. Muchas veces, el módulo de inventario está dentro de las compras, otro de los módulos tradicionales de un ERP.

Módulo de Compras

Este módulo registra las compras de material y del stock para tener control del almacén. Con este módulo también es posible gestionar proveedores, facturación de compras y automatización de pedidos de compras.

Módulo de Ventas

Los módulos ERP de ventas registran las ventas de compañía y nos permitirán un control de presupuestos, facturación de ventas y control de pedidos. Una de sus ventajas es que con ellos puedes generar informes y saber cuánto compra un cliente o cuánto vendes en una zona geográfica concreta. También dispondrás de un histórico de tu evolución en el mercado, de las devoluciones, etc.

Módulo de CRM

El CRM permite organizar toda la información sobre tus clientes y tu interacción con ellos. Podrás registrar sus datos, gestionar oportunidades de negocio y planificar la actividad comercial. Este módulo ERP es cada vez más importante, ya que gracias a él tendrás información detallada sobre tus conversiones en ventas y tu perfil de cliente ideal.

Módulo de Producción

Los módulos ERP centrados en la producción sirven para gestionar el uso de la materia prima, sincronizar los procesos de producción y evaluar la calidad de los productos. Su principal ventaja es que, con estos datos, se generan ajustes productivos analizando la relación producción/costes/previsión.

Módulo Trazabilidad

El módulo de trazabilidad es uno de los módulos que indicábamos al inicio como Verticales. Un ejemplo son las empresas de alimentación que por imperativo legal necesitan controlar la trazalibidad de sus producto a través de lotes y fechas de caducidad.

Módulo Cartera

Este módulo permite la previsión de cobros y pagos complementando el módulo de finanzas. Nos permite disponer de amplia información de análisis de previsiones.   Otros módulos que puede incluir tu ERP son:

  • Módulo de Marketing.
  • Módulo de Gestión de Proyectos.
  • Módulo de Gestión de los Procesos de Producción.
  • Módulo Conector de PrestaShop.
  • Módulo de servicio técnico – SAT.
  • Módulo de Gestión Documental.
  • Módulo de Picking

¿Necesito implementar todos los módulos desde el principio? No. De hecho, una de las ventajas de los ERP es que podrás acceder a diferentes versiones o módulos de las herramientas según tu crecimiento, tus necesidades y tu estrategia de negocio.

Nueva llamada a la acción