fbpx

Las empresas deben de adaptarse para seguir siendo competitivas y adecuadas para el futuro, así como para aprovechar y explotar nuevas oportunidades de crecimiento y beneficios que ofrece la digitalización en la empresa.

Para eso a continuación destacaremos e incidiremos en áreas claves de trabajo:

La escalabilidad de la empresa

Se trata de crear nuevas áreas de negocio e ideas con la menor resistencia y las mejores tasas de éxito al margen de la estructura empresarial existente. La dirección debe de impulsar una cultura de libertad para la toma de decisión y la acción, vinculada a asumir riesgos por parte de la plantilla. La cultura llueve de arriba hacía abajo.

Especialmente en empresas PYME, por no contar con grandes presupuestos, para tener éxito es importante tener un seguimiento del trabajo constante, basándose por ejemplo en un gestor de proyectos para lo monitorización, y una toma de decisión ágil, para no ralentizar el avance. También es crucial el mix de perfiles, veteranos y nuevos perfiles con empuje y mentalidad nueva.

Escalar la empresa es definitivamente una solución de futuro, que requiere una nueva forma de pensar además de una predisposición de reinvención de los procesos, abandonando el “siempre se hizo así”.

La investigación y el desarrollo son complementos perfectos para este tipo de organizaciones, como la gestión de la misma. Como en todo lo que se lanza el proceso de “prueba – error – aprendizaje – prueba, etc.” hay que asumir como parte del proceso.

Mantener relaciones institucionales y crear un ecosistema

Los ecosistemas son dinámicos y por tanto promueven relaciones de diferentes partes que permitan crear un nuevo valor agregado a través de modelos de colaboración flexibles y dinámicos. Muchas empresas pueden o ya no deben fabricar todo por sí mismas, porque faltan los mejores conocimientos o ventajas diferenciales en cierto punto de la cadena de valor. Reconocerlo es doloroso, pero a su vez libera potencial oculto. Intentar hacerlo todo sólo alarga el “speed to market” y aumenta la complejidad dentro de las empresas, con los costes que conlleva. Se trata de reducir ambas a través de modelos de colaboración.

Para tener éxito hay que estar cerca del cliente final, tal como hacen las empresas exitosas. Para ello se deben implementar y desarrollar nuevas soluciones tecnológicas, desde los Ecommerce hasta otra soluciones B2C, para conectar con los clientes finales involucrando todas las partes interesadas.

El grado en que se involucran a los proveedores, clientes y socios en la empresa, abandonando el modelo hermético, será crucial en el éxito empresarial futuro.

Innovación más allá del producto y el uso de modelos comerciales abiertos

Las nuevas formas de hacer las cosas permiten cambios organizativos. Estos cambios permiten que surja la innovación que incluso vayan más allá del producto. La innovación de productos y la mejora parcial de los productos existentes se completan con innovaciones de procesos, desarrollo de nuevos servicios y modelos comerciales completamente nuevos. Tanto el contacto con el cliente, como los procesos y el esfuerzo comercial permiten un gran potencial de digitalización, la palanca que cambia todo. Es la forma de excelencia que las empresas consoliden su ventaja competitiva y desarrollen un liderazgo tecnológico para ser lideres en su sector, aportado el mayor valor a los clientes, que siempre es el objetivo final, ofreciendo servicios adicionales y sobre todo personalizados.

Descargar eBook sobre >>Digitalización de los Procesos Administrativos de la Pyme<<

Trae el futuro al presente

La normalidad de las empresas es tratar día a día con nuevas preguntas, exigencias, desarrollos y desafíos. Los cambios nunca han sido tan transversales, con un impacto tan acentuado en toda la organización y departamentos.

Para garantizar la competitividad de la empresa en la era digital es crucial aprovecharse del crecimiento exponencial que ofrecen las tecnologías. Para ello hay que poner el cliente en el centro y comprender lo que los clientes exige en un futuro próximo.

El futuro tecnológico debe de estar en la agenda de la empresa (Modelos Predictivos, Inteligencia Artificial, Impresión 3D, etc.) para entenderlos y detectar como integrarlos en sus estructuras y procesos.

Infraestructura digital óptima

Las empresas son entes vivos, la única constante es el cambio constante. Los departamentos de IT e infraestructura también viven bajo esta exigencia. La introducción de nuevas tecnologías, consiguiendo mejoras cruciales son necesarias para aprovechar las oportunidades de digitalización en el futuro. Tener conectado en red diferentes sistemas que se comuniquen entre sí para completar los procesos es fundamental, sumando las habilidades analíticas en los diferentes niveles de la organización para poder realizar un análisis del estado actual de los procesos y sistemas continúo. No es sólo la generación del dato, sino también convertirlos en información útil para la toma de decisión, lo que son los Cuadros de Mando.

En ocasiones es más recomendable desarrollar nuevas redes de comunicación desde cero que «parchear» los sistemas existentes una y otra vez.

Reorganización del lugar de trabajo

El trabajo es más que un lugar de trabajo, pero el lugar también fomenta el trabajo.

Es obvio que las tendencias del lugar de trabajo apuntan claramente hacia una mayor flexibilidad, autonomía, movilidad y sobre todo digitalización. No es un secreto que las empresas aún no implementan suficientemente el uso de modelos de lugar de trabajo flexibles, como pueden ser el teletrabajo, el uso compartido y colaborativo, empleados con móviles, tecnologías interactivas etc. Existe tecnología que ofrecen una combinación óptima de flexibilidad, conexión en tiempo real y trabajo colaborativo. Hay que aprovecharlos.

El futuro del lugar de trabajo se define por una infraestructura orientada hacia la optimización de tiempo, recursos y automatización, tanto en términos técnicos como físicos.

Hay interés en las PYMES irremediable por el futuro, pero también escepticismo hacia las tendencias integrales de la digitalización. Muchas PYMES están inquietas porque aún no saben exactamente hacia dónde se dirige el viaje para su organización, sus empleados y clientes. A pesar de que vislumbrar el futuro la única certeza es que las empresas serán reemplazadas por competidores digitalizados. Pensar de forma nueva en el ámbito de la gestión y el desarrollo empresarial es más crucial que nunca.

pyme-descargate-el-ebook

Artículo escrito por Enrico Ahrens, Fundador de Why Strategic Response, como autor invitado en el blog de Clavei.

Share This