fbpx

Tomar la decisión de tener una página Web corporativa o mejor, sacar nuestros productos a internet mediante un ecommerce es una decisión difícil. Pero es una decisión que a estas alturas ya deberíamos haber tomado y la respuesta no puede ser otra que la de estar en internet. Siempre indico que la Web tiene que estar mantenida, actualizada y tiene que haber un responsable de su contenido. Es como tener una pequeña tienda en el centro de una gran ciudad, en la mejor calle y tenerlo todo manga por hombro y que la gente no pueda ni quiera entrar.

Uno de los principales contras que siempre me indican cuando me piden consejo es, ¿Quién va a mantener el contenido de la Web? Haz que tu ERP trabaje por ti o mas bien sea el encargado de maquetar e introducir los datos en el ecommerce. Aquí os dejo las 5 principales consecuencias de no hacer esto.

1. Mantener el contenido de la Web requerirá más esfuerzo humano y económico

Una de las principales consecuencias es que todos los procesos de alimentar datos en el ERP, habrá que volver a hacerlos en el Ecommerce. Con el consiguiente gasto económico y de tiempo de personas que podrían estar dedicando a otros empeños, o porque no a tiempo libre. Se llegan a crear departamentos diferentes para alimentar cada plataforma. Actúan de manera independiente, llegando a generar informes y registros duplicados. La integración haría los datos viajen en las dos direcciones de forma automática y sincronizada. Para ver las consecuencias de El retrabajo, las operaciones y datos innecesarios. Y como mejorar en este sentido, os aconsejo leer el siguiente artículo de blog de mi compañera Fina Rastoll: ¿Cómo ayuda a tu empresa la mejora de procesos? Cuestión de agilidad.

2. Datos diferentes en mi ERP y el Ecommerce

Al no tener una conexión automatizada, los datos del Ecommerce y del ERP tenderán a ser distintos. Hasta que, con el tiempo, parecerá que el catalogo o la lista de clientes son distintos. No es una exageración, una de las acciones como consultor que más me demandan es la de exportar e importar datos entre el ERP y Ecommerce para intentar igualarlos. La diferencia de datos en puede provocar conflictos con nuestros clientes al realizar compras de productos descatalogados, con precios desactualizados. Esto aumenta la desconfianza de nuestro cliente hacia nuestra plataforma Ecommerce y pone otro granito de arena para llevar al fracaso nuestro flamante intento de salir al mundo online.

3. Perderemos agilidad, eficiencia en el servicio de los pedidos

La web no duerme, eso se lo escuche en una charla a mi compañero Paco Moya Experto en Marketing digital en Clavei. Hay un cliente intentando comprar a la hora que menos te los esperas. Quizás yo añadiría la Web no duerme, pero nosotros sí. Si habeis conseguido que vuestra plataforma Ecommerce sea el sitio favorito de vuestros clientes y están pasando pedidos como churros, que trasladar al ERP los pedidos en tiempo y forma no sea un dolor de cabeza es lo que deseamos todos. Una buena integración da de alta los pedidos en el ERP, sin depender de nadie y casi de al mismo tiempo que se ha registrado en la web. En muchos casos esto permite realizar el picking o preparado de pedidos casi de inmediato mejorando nuestra eficiencia en el servicio.

Descargar eBook sobre >>Digitalización de los Procesos Administrativos de la Pyme<<

4. Cierre de nuevos mercados

Un Ecommerce no solo se refiere en nuestra WEB, hay diferentes plataformas de venta o MarketPlaces al estilo de Amazon, El Corte Ingles, etc., que nos permiten publicitar y vender nuestros productos. La complejidad de integración con etas plataformas y las estrictas reglas que hay que cumplir para informar de el estado de los pedidos, tiene como consecuencia que se nos cierre una vía de venta que puede ser muy importante. Un ERP integrado cumplirá todos los requisitos que las plataformas demanden facilitando la venta en estos sitios online.

5. Sincronización de stocks

Un Ecommerce esta para vender, vender y vender, y luego otra vez vender. Al estilo que decía Luis Aragones con el ganar. Si ya he conseguido esto y mi Web este viento en popa, no puedo fallar a mi cliente. Después de haber hecho la compra de los mejores zapatos, un cliente los que menos espera es que le digamos que no nos queda stock y que no vamos a entregárselos. La información de los stocks o de los productos que, si pueden venderse, es un dato de muy alta disponibilidad y tiene que estar actualizado. La conexión con el Ecommerce permite que los stocks se actualicen con una frecuencia muy alta y sin esfuerzo alguno.

6. La posibilidad de fracaso de nuestro proyecto de Ecommerce es muy alta

La principal consecuencia de todos los puntos anteriores es que todo nuestro esfuerzo personal, de nuestro equipo de trabajo y el económico, puede no valer para nada. La posibilidad de fracaso y abandono de la Web es muchísimo mas alta sin conectar el ERP a nuestra plataforma Ecommerce.

En conclusión, una buena conexión y sincronización con nuestra plataforma de ventas online, no garantiza ventas, pero será nuestro principal aliado para hacer nuestro viaje mas cómodo, mas eficiente y mas económico. Desde clavei te ofrecemos el asesoramiento desde nuestras unidades de Software ERP y Soluciones Ecommerce, para ampliar toda la información. ¡Buen viaje!

pyme-descargate-el-ebook

Share This