Los sistemas PLM o Product Lifecycle Management (Gestión del Ciclo de Vida del Producto) gestionan la vida útil y el concepto digital de un producto, desde la concepción de la idea hasta su reciclaje, pasando por su diseño, fabricación o distribución/venta.

Los software PLM pueden utilizarse para el desarrollo de nuevos productos o para la mejora de los ya existentes, y permiten gestionar cambios durante el proceso de fabricación, definir flujos de trabajo o autorizar/rechazar avances.

Al igual que otros sistemas como los ERP (Enterprise Resource Planning), los BPM (Business Process Management) o los CRM (Customer Relationship Management), el objetivo de un PLM es gestionar de manera integrada el producto y los procesos generales de una empresa, almacenando toda la información en un mismo soporte.

 

Concepto, funcionamiento y uso de los sistemas para la gestión del ciclo de vida de un producto

Un sistema PLM no es solamente un software para digitalizar procesos analógicos: permite que flujo de conocimiento digital se convierta un agente proactivo más en la gestión eficiente de la empresa.

Por eso, cuando hablamos de qué es un PLM, no hacemos referencia únicamente a una tecnología o un sistema informático, sino a una estrategia global que aprovecha la tecnología para sacar la máxima rentabilidad a los datos recopilados.

Una de las bases del funcionamiento de los sistemas para la gestión del ciclo de vida de un producto o PLM, es organizar todas las herramientas software de la empresa para centralizar las bases de datos y recorrer toda la vida del producto de manera transversal, recibiendo feedback y facilitando labores relacionadas con la organización, los usuarios o el producto, e incluyendo tareas de fabricación, marketing e incluso servicio posventa.

Desde un punto de vista técnico y organizativo, el funcionamiento de un sistema PLM requiere:

  • Establecer una estrategia de implementación acorde a los procesos de la empresa y desde una visión global.
  • Considerar el almacenamiento y definir los flujos de trabajo.
  • Dimensionar la estructura y la tecnología necesaria para cada proceso.
  • Definir la interacción del PLM con el resto de sistemas de gestión como ERP, CRM, etc.
  • Definir las fases de implantación del sistema PLM con objetivos alcanzables y revisables a corto plazo.

Una vez implementado, las principales funciones del sistema PLM son:

  • Almacenamiento, organización y protección de datos.
  • Gestión de documentos.
  • Búsqueda y recuperación de información
  • Distribución de datos con usuarios y departamentos de la organización de forma controlada.
  • Ejecución de procesos y flujos de trabajo (workflows).
  • Visualización de datos y documentos.

 

 

¿Por qué instalar un sistema PLM en la empresa?

Un software PLM permite acortar el ciclo de desarrollo de nuevos productos reduciendo su complejidad, concentrando todos los datos en un único sistema, mejorando el acceso a los mismos y previniendo errores, lo que se traduce en una mayor calidad y en un ahorro de recursos económicos, materiales y humanos.

Como plataforma digital cohesionada, un sistema PLM permite:

  • Optimizar las relaciones y la cooperación de los diferentes departamentos y áreas de la empresa.
  • Establecer un único sistema de registro para que los d
    atos relevantes puedan ser consultados, en tiempo real y actualizados, por las personas adecuadas para su correcta interpretación.
  • Evitar duplicidad de documentos e información.
  • Maximizar el valor e incrementar la rentabilidad de cada producto.
  • Reducir el tiempo de introducción de nuevos productos o servicios.
  • Rastrear, controlar y valorar cambios durante la vida útil del producto.
  • Aumentar los ingresos brutos de la empresa estableciendo procesos de control de calidad repetibles y perfectamente definidos.

Aunque implementar una estrategia PLM requiere una inversión de tiempo y de dinero y exige cambios, los beneficios a largo plazo son importantes para todas las áreas de la organización.

Por último, no debemos confundir los sistemas PLM para la gestión del ciclo de vida un producto con los sistemas PDM, que sirven para gestionar documentos o administrar datos. Estos últimos tienen funciones muy específicas y están encaminados a la correcta gestión, análisis y uso de metadatos y archivos.

Elegir un PLM o un PDM depende de muchos factores, aunque en todos los casos debe primar el control de la información para ser más ágiles y adaptarse rápidamente a un entorno en constante cambio.

 

¿Y cómo trasladar todo esto a nuestra Empresa de Moda/Calzado ?

En el sector Moda/Calzado es fundamental eliminar el gap entre las áreas de Diseño y Fabricación. Es vital que haya una sinergia constante entre ambas áreas, de tal forma que las herramientas nos permitan comenzar el prototipo del Artículo desde sus inicios. Y la cualidad principal es que haya una integración completa con la ERP de la empresa de tal forma que sea accesible la base de datos completa de materias primas, colores, proveedores, etc, y que al mismo tiempo proporcione la flexibilidad suficiente como para ir generando nuevos materiales, nuevos proveedores, etc, sin llegar al detalle que la ERP pueda requerir para el control completo de fabricación y almacén. Y eso, unido a otras funcionalidades importantes como son:

  • Búsquedas tipo “Google” sobre los datos introducidos que nos permita localizar rápidamente cualquier texto que hayamos escrito. La herramienta tiene que permitir dar una flexibilidad cercana a lo que al final proporciona la Excel.
  • La posibilidad de adjuntar cualquier boceto, o foto realizada desde cualquier dispositivo móvil.
  • Histórico de versiones para tener un registro constante de los cambios efectuados, y poder volver en cualquier momento a cualquiera de ella.
  • Importar fácilmente cualquier desarrollo que se haya realizado desde una plantilla Excel, o incluso de software externo más especializado en diseño gráfico.
  • Flujos de trabajo para aprobación de los diseños por parte de diferentes perfiles que pueden intervenir en el proceso.
  • Generación de Órdenes de Fabricación para los prototipos con la información estrictamente necesaria para su elaboración y obtener una muestra del producto que permita posiblemente la aceptación por parte del cliente final.
  • Manipulación de la ficha del prototipo en múltiples dispositivos. Que podamos tener la facilidad de poder trabajar tanto en un PC, en un portátil, en una Tablet y en nuestro Smartphone Los perfiles que trabajan estos diseños necesitan primordialmente flexibilidad y libertad de movimientos, por los que escenarios BYOD (“Bring Your Own Device”) son los que mejor se adaptan a ellos.

Y por último, que todo este trabajo realizado hasta el momento sea una pasarela importante para la elaboración del Escandallo final del producto, ahora sí con todas las materias primas dadas de alta en el sistema, con sus precios de coste, proveedores que nos las suministran, trabajos relacionados, etc.   ¿Por qué no rentabilizar todo el trabajo ya realizado desde Diseño?

Le damos herramientas al Diseñador para facilitar su trabajo, y le facilitamos al Responsable de Producción y Compras la construcción del Producto final, preparado para su fabricación masiva.

Si tienes dudas al respecto, lo mejor es contratar con una empresa especializada.

 

Nueva llamada a la acción