fbpx

Durante estos días en los que esta trascendiendo el coronavirus, son más las empresas que se han sumado al teletrabajo y a sus cuantiosas ventajas, como pueden ser la flexibilidad y la conciliación laboral y familiar.

Si bien, hacer de nuestra vivienda una oficina puede ayudarnos a flexibilizar y conciliar, no obstante, debemos tener cuidado con la productividad, es decir, de no estar rodeado de distracciones o de no saber gestionar nuestro tiempo a la hora de trabajar.

¿Somos igual de productivos trabajando desde casa?

Igual que el teletrabajo tiene muchas ventajas, para algunas personas puede resultar difícil concentrarse ya que tienen durante su jornada laboral la presencia de familiares o mascotas.

Si teletrabajas, estas recomendaciones te permitirán alcanzar la eficiencia en las mismas condiciones que lo harías como si estuvieras en la oficina.

1. Sigue la misma rutina

Aunque vayas a realizar el trabajo desde casa, recuerda que estas trabajando. Debes seguir la misma rutina que cuando te vas a la oficina: levántate a la misma hora, quítate el pijama, vístete y desayuna sin prisas, otra de las ventajas que nos ofrece el teletrabajo, poder ‘’zanganear’’ un poco más mientras desayunamos. Si te quedas con el pijama puesto, tu mente no va a responder igual cuando te sientes delante de la pantalla, no vas a ser igual d productivo.

2. Implanta un horario laboral

Establece un horario y conciencia a tus familiares para que lo respeten durante esa jornada, sin interrupciones. Intenta aislarte si no vas a estar solo/a en casa.

3. Descansa y respira

Es importante que empieces planificando tu día, estableciendo tiempos de descanso durante la jornada. Levántate, estírate, tomate una fruta o un zumo a media mañana o incluso da una vuelta por la casa.

Descargar eBook sobre >>Digitalización de los Procesos Administrativos de la Pyme<<

4. Dispón de un espacio de trabajo.

No te quedes en el sofá ni en la cama. Prepárate un lugar para trabajar con un escritorio acondicionado, evitando objetos que puedan causar distracciones y haz de tu casa una oficina, a tu gusto. Pon una iluminación adecuada o luz natural, una silla cómoda, teléfono de trabajo o incluso dos monitores para agilizar tareas y ser más productivo.

5. Prepara un checklist de tareas a realizar.

Evita hacer mil cosas a la vez, organízate las tareas a realizar por orden de prioridad o según la planificación que tengas con tu equipo. Puedes ayudarte de Trello, una herramienta para gestión de proyectos y tareas, muy sencilla y práctica.

6. Habla con tus compañeros/as como si estuvieras en la oficina

Aunque sea desde casa, hay que seguir comunicándonos con el resto del equipo, hoy en día disponemos de muchos mecanismos para comunicarnos a distancia, como, por ejemplo, la suite de herramientas de Microsoft Office 365, nos ofrece Teams, una herramienta que permite hacer sesiones de chat, llamadas o videoconferencia tanto grupales como individuales.

7. Herramientas esenciales para trabajar a distancia

Actualmente, el teletrabajo es algo más que trabajar con un ordenador y un teléfono, hoy en día disponemos de herramientas digitales eficaces que nos facilitan el trabajo a distancia como VPN, Office 365 o G-Suite.

8. Desconecta del trabajo

Uno de los retos que tienes que marcarte es el de tomar un descanso y desconectar cuando finaliza la jornada laboral. Hay que diferenciar el espacio de trabajo de tu vida personal y familiar. Cuando se trabaja desde casa, es habitual que olvidemos la noción del tiempo y desatendemos que tenemos un horario.

Si seguimos todos estos consejos obtendremos grandes resultados siendo más eficaces en nuestro día a día. Es importante organizarse de la mejor forma posible para ser igual de productivo que en el puesto de trabajo, adaptando el domicilio a un ambiente de trabajo agradable y acogedor.

pyme-descargate-el-ebook

Share This