Vivimos la era de la información y el conocimiento. Los sistemas de información actuales permiten la recogida de datos cada vez más cualificados, de mayor calidad y con un menor esfuerzo, produciendo un impacto directo en el crecimiento del volumen de la información almacenada. De esta manera, las organizaciones se enfrentan al reto de tener que tomar decisiones en un mundo globalizado en el que la agilidad y velocidad son fundamentales para obtener ventajas competitivas, siendo para ello imprescindible contar  con una herramienta de cuadro de mando que permita dar soporte a la toma de decisiones estratégicas.
El éxito en la implantación de este tipo de herramientas de business intelligence en una organización requiere de chequear toda una serie de puntos críticos y ponderarlos en función de las necesidades de nuestra empresa. Aunque en el mercado existe una amplia oferta de este tipo de soluciones, encontrar la que se adapte a nuestros requerimientos reales no es un proceso ni mucho menos sencillo; por lo que será recomendable contar con un equipo con experiencia en este tipo de proyectos.
Los datos que se almacenan en los sistemas de información de nuestras organizaciones crecen cada día. De hecho, según datos de IBM en 2.020 se habrán generado 40 zettabytes de información digital (43 billones de gigabytes), produciéndose un incremento de 300 veces la información de la que disponíamos en 2.005. Este crecimiento tan impresionante vendrá, entre otros motivos, provocado por la proliferación del Internet de las Cosas, que incorporará 200 mil millones de dispositivos conectados hasta el 2.020 según IDC, generando continuos flujos de datos y capturas de información.
Pero Big Data no es sólo volumen de datos, ya que hay aspectos muy importantes a tener en cuenta como son la velocidad de generación de información, la variedad de los datos o la veracidad de los mismos. Y en esta línea vienen las principales frustraciones que los directivos de nuestras empresas plantean al acceder a la información. Según DOMO, Inc & BusinessIntelligence.com, por ejemplo, sólo el 21% dispone de informes con toda la información que necesita, únicamente el 13% de los informes están actualizados y sólo el 7% están integrados en una única fuente de información. Además, otro de los aspectos que llama poderosamente la atención es que el 72% de los encuestados tiene problemas para acceder a la información desde sus dispositivos móviles, siendo un contrasentido en la realidad tecnológica actual. En definitiva, únicamente un 50% de los directivos está satisfecho con su “mecanismo” de business intelligence, y es por ello que hay que poner especial atención en este tipo de proyectos.
Continuaremos con el tema en el próximos artículos.
imagen: Olivier Carré

Responsable de proyectos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This