Ya está aquí y ha llegado para quedarse. Es un gran ejemplo de cambio bottom-up* o de abajo-arriba que está revolucionando las organizaciones. El imparable crecimiento de usuarios de dispositivos inteligentes es una realidad en nuestra sociedad y por tanto en nuestras compañías; de hecho, según previsiones de Gartner en ventas mundiales, el mercado de tabletas crecerá un 67,9% en 2013 y un 36,9% en 2014, seguido del mercado de los smartphones con un crecimiento del 4,3% durante 2013 y 4,4% durante 2014.
BYOD (Bring Your Own Device) o “Traéte tu propio dispositivo” es el movimiento que están generando los trabajadores en sus empresas al utilizar dispositivos privados (teléfonos, tabletas, portátiles, etc.) para tener acceso a recursos de la empresa como correos electrónicos, bases de datos, servidores, ficheros, etc.
Según Gartner, en 2018 más del 70% de los profesionales llevará a cabo su trabajo en dispositivos inteligentes personales, y es que el fenómeno BYOD tiene implicaciones muy importantes para las empresas, y en especial para sus departamentos de TI.
Obviamente, será necesaria una importante inversión para mejorar la seguridad y la privacidad del conocimiento corporativo, a través de la revisión de las políticas de seguridad, el control de acceso y la concienciación del trabajador. Esto que aparentemente puede ser un proceso de cierta complejidad, a medio plazo puede suponer un eficaz mecanismo de ahorro de costes para las empresas.
Las infraestructuras deberán atender una carga muy superior de dispositivos conectados (entre 4 y 5 veces más que los actuales), por lo que serán necesarios unos recursos de red suficientes para soportar la llegada de todo un “ejército” de nuevos aparatos y gadgets, que dada su diversidad, supondrá un gran reto para los técnicos de soporte.
Tenemos que aceptar que, cada vez más, los empleados desean tener acceso a BYOD para poder elegir dispositivos y aplicaciones. Además, parece una tendencia combinar los aspectos profesionales y personales de la vida de cada uno, y más cuando en muchos casos el dispositivo personal va muy por delante del que ofrecen las empresas a sus trabajadores.
Pero BYOD es más que todo esto: BYOD es poductividad y flexibilidad al servicio de los empleados y sus empresas. El uso de los dispositivos en cualquier lugar y momento permitirá dar un mejor servicio a los clientes, y al mismo tiempo atender al cambio que están sufriendo los hábitos del trabajo y la demanda por parte de los consumidores. BYOD abre a las empresas al trabajo colaborativo, global y conectado en un mundo donde los dispositivos inteligentes crecen a una velocidad de vértigo.
imagen: Top Smartphones & Tablets im Angebot von o2
enlace wikipedia: bottom-up

Responsable de proyectos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This