En este artículo intentaremos explicar que es un código de barras, los dos tipos de más comunes y cuál es el más apropiado para cada situación en una empresa.
Cuando una empresa decide comercializar un artículo de fabricación propia o sus clientes le solicitan que los productos tienen que ir codificados a nivel producto, envase o palet, se plantean distintas preguntas: ¿Qué código de barras implemento?, ¿Cómo se codifica un código de Barras?, ¿Dónde sitúo los códigos de barras?, ¿Cómo puedo diferenciar mi código de barras del de otros fabricantes?
Hagamos un poco de historia, La primera patente de código de barras fue registrada en octubre de 1952 en Estados Unidos. Sin embargo, no fue hasta 1966 que el código de barras comenzó a utilizarse comercialmente y no fue un éxito comercial hasta 1980. Los Códigos de barras más extendidos son los bidimensionales, que es un código basado en la representación mediante un conjunto de líneas paralelas verticales de distinto grosor y espaciado. De este modo, el código de barras permite reconocer rápidamente un artículo.
Podemos crear nuestros propios códigos de barras con la codificación que queramos, pero lo correcto es adherirse a una asociación u organismo que nos proporcione un código único, el cual sabemos que no se utilizará por ningún otro fabricante. La única organización en España capacitada para asignar estos prefijos y otorgar los derechos de utilización del estándar de codificación y simbología de GS1 a las empresas es AECOC.

Las dimensiones de un código de barras varían según las necesidades, pero debe cumplir unas medidas básicas según su función. Un código de barras que va a ser leído en una caja de un TPV y que el código no estará a gran distancia del lector, no necesita unas dimensiones muy granes, sin embargo un producto que será leído en un almacén a unas distancias más grandes por lectores industriales, necesitara un tamaño mayor.

¿Puedo generar yo mismo un código de barras?

No se necesita ningún software especial para crear un código de barras, todas las codificaciones están explicadas en numerosas de páginas de internet, pero es muy recomendable que nuestro ERP facilite esta labor. En los entornos Windows® además del agrupamiento de los dígitos y el cálculo de los dígitos de control, necesitamos una fuente de letra para la representación gráfica. Estas fuentes de letra se pueden adquirir o podemos optar por usar una fuente de libre uso (siempre que queramos usar algún recurso de libre uso, tendemos que asegurarnos de qué tipo de licenciamiento lleva para no incumplir ningún royalty de propiedad). Estas fuentes de letras están admitidas por la mayoría de las impresoras, pero algunas aunque permiten la representación impresa no permiten su exportación a formatos digitales por ejemplo a archivos Pdf.
 

EAN13 o GTIN13

Uno de los códigos de barras más extendido es el EAN13 o GTIN13, que es el que vemos más comúnmente en casi todos los productos.
Que es un código de barras
Aquí tenemos un ejemplo de EAN 13 / GTIN 13, tiene varias partes: las barras y los números que estas representan. La estructura es la siguiente:

1) Número de sistema: Generalmente identifica el país de procedencia, España es el 84.

2) Código de Fabricante: Es un código que regula un organismo o asociaciones en España tenemos a AECOC.

3) Código de producto: Un código único que identifique al producto inequívocamente.

4) Digito de Control: Es un digito que se calcula mediante un algoritmo y da validez a los números del EAN 13 / GTIN13.

La longitud de las distintas partes puede ser variable pero el conjunto tiene que tener 13 dígitos.
Es un sistema que permite la identificación de las unidades comerciales y logísticas de forma única, global y no ambigua. La información que contiene este código es mínima, no podremos tener información del tipo lote, Nº serie, Fecha producción…
 

EAN128 / GS1

Otro tipo que está muy extendido es el GS1, este código de barras no se utiliza para identificar productos de forma individual, generalmente se generan para que sean utilizados en unidades logísticas. Tiene un número mayor de dígitos y permite guardar información que luego los distintos ERPs o software de lectura permiten decodificar. Un EAN128 / GS1 facilita mucho la labor de leer lotes, fechas de caducidad, fechas de fabricación, ahorrando el trabajo de introducirlos manualmente y evitando los errores de transcripción. Veremos en este tipo de códigos de barras que en su expresión numérica, existen unos (). Estos paréntesis solo sirven para hacer más entendible a la vista humana las distintas partes del código, pero no tienen ningún valor, incluso se pueden omitir.
Código de barras
Un EAN128 / GS1 tiene la siguiente estructura:

– Al empezar un EAN128 / GS1 tenemos que identificarlo y especificar el carácter FNC1 que es el separador de los datos variables. Este carácter puede ser variar y generalmente es una #.

– Cada grupo de información contiene dos caracteres iniciales que se denominan IA (Identificadores de Aplicación) que identifican la información que se sitúa detrás. Estos IA pueden ser de longitud fija o de longitud variables.

Información referente al grupo IA que le precede, si representamos un IA variable terminaremos la información con el carácter separador FNC1.

Aquí tenemos algunos ejemplos de Identificadores de Aplicación (IA), representados entre paréntesis en los GS1. En un EAN 128 / GS1 no tienen que estar todos los AI simplemente usaremos lo que necesitemos para cada función.

Codigo de barras, ean, indentificadores

Una etiqueta que contenga un EAN128 / GS1 debe cumplir unas normas básicas de presentación e identificación.
• La razón social o logotipo de la empresa tiene que estar visible.
• Toda la información presentada en el EAN128 / GS1 tiene que estar visible y entendible para una persona.
• Las simbologías en códigos de barras mostrarán la información y las barras que lo representan.
• En caso de que la presentación no quepa en la etiqueta se podrá representar en diferentes líneas.
• Se aconseja la colocación de las etiquetas en las cajas o palets en al menos 2 caras, para que estos sean visibles desde diferentes ángulos.
Cómo vemos implantar un sistema de codificación mediante códigos de barras en una empresa, aun teniendo su complejidad no es una tarea imposible y proporcionara a nuestra empresa de una mayor imagen, facilita el trabajo a nuestros clientes y a nosotros mismo. Para los que quieran seguir avanzando os recomiendo la lectura del artículo de Héctor Moreno, Invierte en Tecnología, Optimiza tu Tiempo.

 
en Clavei Blog: Invierte en Tecnología, Optimiza tu Tiempo
imagen: PICT3480.JPG

Jose Manuel Martinez es consultor informático muy experimentado en la implantación de software ERP para cualquier tipo de empresa en Clavei, además, es desarrollador de proyectos de Inteligencia de negocios con Tableau.

Se define como apasionado de los sistemas operativos, y de las nuevas técnologias. Con espirítu investigador, siempre se centra en el corazón de la cuestión. Todo un consultor Senior, pero con las ganas de un Junior. “No uso Facebook, no me busques allí”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This