Las empresas realizan el camino a la excelencia pensando, planificando y ejecutando su actividad de una forma estratégica, y aplicando la innovación de forma exponencial. Y la pregunta es ¿cómo podemos aplicar la innovación de forma exponencial?
La diferencia está entre solo comprar tecnología o comprarla y poniendo todos los medios de la organización, para sacarle el máximo partido incorporándola estratégicamente para alcanzar lo antes posible la “Visión” de la empresa (PYME).
Como en alguna jornada que he dado, quiero hacer un pequeño resumen de lo que entiendo por estrategia y por ruta de innovación:

  1. “La estrategia empresarial”, Una empresa tiene que fijar sus objetivos igual que cualquier persona para estar más cerca de conseguirlos. No empezar el viaje antes de decidir donde quiero ir y cual es mi tipo de viaje. La estrategia permitirá a las organizaciones definir diferentes formas de comportarse ante el entorno y como quieren gestionar sus recursos y procesos. Esto determinara que en un mismo sector unas empresas sean rentables y otras no, según la estrategia competitiva que utilicen. Hay que parar, pensar, decidir antes de actuar, pero #HayQueHacerCosas para ver resultados.
  2. “Planificación estratégica”, Como he dicho una empresa tiene que fijar sus objetivos y una vez fijados hay que planificar como se van a conseguir. La planificación estratégica parte de la definición o revisión de la misión, visión y valores de la organización; definiendo la razón de ser de esta, lo que se pretende alcanzar y como se va a conseguir. En la esencia de la misión se define lo que diferencia a cada organización hoy. Toda empresa tiene que visualizar lo que quiere ser. Hay que definir el destino del viaje pero siendo sensatos de los medios con los que contamos; hay que dosificar los recursos. El cómo vamos a conseguir el objetivo es importante pero aún lo es más que toda organización comparta la misma visión y los mismos principios éticos.
  3. “Definición de negocios” haz una matriz con los diferentes tipos de clientes que tienes y las diferentes gamas de productos; y cada una de las cuadriculas que te salen es una línea de negocio diferente sobre la que podrías actuar. Es importante fijar cuales son nuestros negocios, pero aún lo es más reconocer y renunciar a los que no lo son. Las pymes tienen los recursos limitados por lo que no podemos tirarle a todo lo que se mueva. Hay que saber decir NO. Está demostrado que las empresas cuanto más especializadas están son más rentables. Aun vendiendo el mismo producto si te enfocas a tipos de clientes diferentes te tendrás que dirigir de forma diferente, con tarifas diferentes, por lo que será un negocio diferente. Una empresa puede centrarse en tres o cuatro negocios pero no en diez. Un comercio que vende trajes de novio, ropa casual, ropa de deporte, vestidos de señora; vende a tiendas y a clientes finales; Por internet, en tienda, con comerciales… necesitará una estrategia y un espacio para cada una de esas combinaciones. Cuando no tienes claro cuáles son los negocios a los que quieres dedicarte estratégicamente, consumes muchos recursos en cosas que no son rentables ni lo van a ser.
  4. “Innovación como sistema” Cuando ya tienes claro dónde vas; aplica todo tu conocimiento en intentar llegar antes que los demás. La rentabilidad está reñida con la masificación de la oferta por lo que tienes que buscar los “atajos”. Es fundamental que de una forma sistemática la empresa piense en diferenciarse, bien en el producto o en como gestionamos los procesos logísticos, de marketing, comerciales o posventa. Cuando te arriesgas a ir por nuevos espacios es para llegar antes que los demás pero te puedes encontrar en un callejón sin salida y tienes que ser permisivo con el error e intentarlo de nuevo. No hay innovación si no se consiguen beneficios.
  5. “La innovación tecnológica como eje diferenciador” La tecnología es fundamental para aprovechar las oportunidades de un mundo globalizado. En EEUU el crecimiento económico lo están empujando durante años los 6 sectores que más han incorporado tecnología. Está demostrado que las TIC mejoran muchísimo la productividad. La utilización de las TIC es lo que da mas escalabilidad a las empresas. El mundo está cambiando y si te quedas como estas te adelantan todos.

Necesitamos personal permanentemente motivado, queriendo aprender, deseando integrar tecnología. La empresa no puede ser la mejor en todo y para utilizar los mejores no puede aspirar a tenerlos en plantilla (Informática, Marketing, fiscal, laboral). Cada vez más se necesita ser empresa Trébol donde una hoja son sus RRHH fundamentales ya que es su diferencial los que conocen el core de su negocio; otra son los recursos muy cualificados que contrata esporádicamente para proyectos concretos; y otra el personal temporal que va pasando por la empresa (becarios, etc.).

Y todo lo resumo en mi formula del Beneficio Empresarial, donde este es igual a la estrategia que tenga la empresa, a la que le sumamos los recursos humanos formados y multiplicamos por la innovación aplicada, pero son las TIC las que pueden hacer crecer exponencialmente esos beneficios.

BENEFICIO = ((Estrategia Empresarial + Formación RRHH) * Innovación) TIC
#HayQueHacerCosas

fotos: ShopAcuavision
presentación: CdE_Villajoyosa

Socio Director de CLAVEi, presidente de ESTIC y vicepresidente de PIN-SME.
“Las TIC son las vitaminas que nos harán mejorar”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This