Llevamos muchos años utilizando las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicaciones) en las empresas, han sido y son una importante herramienta para optimizar procesos tanto de gestión, de diseño, de control, etc. Pero ya es hora de que las tengamos en cuenta en la táctica de la empresa. En mi opinión, las empresas en las que las TIC sean el centro de su estrategia empresarial, serán las que triunfen en este nuevo entorno. Las TIC permitirán que una empresa optimice todos los procesos de relación con sus proveedores, con sus clientes, con la administración; permitirán conseguir la máxima productividad de sus colaboradores e incorporándolas a los productos les dará la diferenciación necesaria para ir por delante. No es hora de solo utilizar la tecnología, esta tiene que estar en el centro de cada uno de los objetivos, como componente diferenciador del producto o como elemento básico de la nueva forma de comercializarlo. Tienen que estar en el centro de la estrategia empresarial.

Al igual que las empresas, las administraciones tienen que recapacitar y decidir qué sociedad quieren impulsar; una que utilice las TIC circunstancialmente o sacándoles el máximo partido. La productividad que se obtiene con las TIC permite una sociedad infinitamente más productiva. Los ciudadanos pueden obtener mejores servicios con muchísimo menos coste. Liderar la incorporación de tecnología propia permitirá crear una industria capaz de exportar lo que aquí se haga. Si el dinero gastado en el “Plan E”, levantando aceras, se hubiese gastado en mejorar procesos contratando tecnología española se hubiese mejorado la productividad de la administración española y nuestra relación con ella, sirviendo de catalizador para que toda las empresas y la sociedad acelerasen la utilización de las TIC convirtiéndonos un país más productivo; no es comparable el resultado y con el mismo esfuerzo económico y humano.
No es hora de mirar para atrás sino mirar hacia el futuro y no hay futuro sin la utilización de las TIC estratégicamente. En todos y cada uno de nuestros procesos, notaremos unos índices de productividad y satisfacción de forma proporcional al nivel de utilización de TIC; son y serán más aún, un factor exponencial para los beneficios de las empresas y organizaciones; son y serán más aún, la diferencia entre ser y no ser en el futuro de cada uno de los individuos y del conjunto de todos los que forman una localidad, una provincia, una región o un país.
 
imagen: rutty

Socio Director de CLAVEi, presidente de ESTIC y vicepresidente de PIN-SME.
“Las TIC son las vitaminas que nos harán mejorar”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This