fbpx

Es obvio que la digitalización y el progreso tecnológico están cambiando rápidamente nuestro día a día. Sin embargo, todavía no hemos llegado al entorno laboral del futuro, queda mucho camino por recorrer.

¿De qué se trata?

De la automatización de los procesos, con la introducción de tecnología y el aprendizaje automático combinado con la Inteligencia Artificial (IA).

Los departamentos de personas deben prepararse ahora y establecer el rumbo para esta nueva época sin olvidarse de la esencia: Si queremos organizaciones de éxito, las personas deben estar en el centro de cada uno de los cambios. Porque todo cambio, sean nuevos procesos, herramientas digitales, etc. sólo van a merecer la pena si consiguen facilitar la vida a las personas.

Aparecen nuevos perfiles digitales

La digitalización está dando lugar a la aparición y transformación de los perfiles profesionales. ¡¡Nuevos tiempos es igual a nuevas exigencias!! Hoy en día, las soluciones tecnológicas de gestión de personas permiten unificar la mayor parte de los procesos que abarca esta área.

Un ejemplo podría ser el del proceso de reclutamiento. Existen aplicaciones capaces de procesar y filtrar candidatos de forma automáticamente según su objetivo, dando más libertad a los reclutadores para realizar tareas más exigentes y de mayor valor, en lugar de invertir su tiempo en la criba curricular.

Se están desarrollando nuevas estrategias de reclutamiento y todo esto con una doble vertiente, las herramientas digitales están dando lugar a nuevos perfiles en muchas otras áreas de la empresa. Los departamentos de gestión de personas deben ser conscientes de esto para reclutar con precisión y conseguir que se den las condiciones laborales necesarias y las oportunidades de capacitación adecuadas.

Análisis de personas para una planificación optimizada del personal

La importancia de los datos y el análisis de los mismos continuará ganando importancia en RRHH a partir de ya. Su aplicación en el día a día está relacionada con la búsqueda de candidatos adecuados, la mejora de la satisfacción de los colaboradores o la predicción de la probabilidad de fuga de talento o de absentismo laboral, midiendo el ROI, lo que nos va a permitir cobrar mayor credibilidad de cara a la Dirección y al resto de Departamentos.

Sin olvidar la tendencia hacia los procedimientos de pruebas psicotécnicas: los candidatos pasan por algunas pruebas en línea en la fase inicial del proceso de de selección. De esta manera, los reclutadores son capaces de afinar más e identificar a aquellos con mayor potencial e invitarlos a una entrevista. Ya no tienen que confiar en su instinto, objetivizar el proceso y son capaces de tomar decisiones estratégicas basadas en resultados de pruebas con base científica.

El Employee Journey como factor de éxito

Durante los últimos años se ha hablado mucho de la importancia de cuidar la marca empleadora, sin embargo, también es crucial, asegurar una buena experiencia del candidato en todas las fases de su proyecto y estancia en la empresa, viaje que se inicia en el momento que empiezan a sentirse atraídos por la organización.

Los software de recursos humanos actuales ayudan a poner este viaje en práctica. Conecta a los candidatos y departamentos de personas, además de permitir que el proceso sea rápido y cómodo, facilitando el trabajo diario. Por ejemplo, los colaboradores pueden ver en qué fase se encuentran del proceso de selección, valoraciones, etc. gestionar su tiempo desde sus dispositivos móviles y enviar, por ejemplo, solicitudes de vacaciones. Los managers, a su vez, pueden procesar solicitudes, gestionar la planificación organizativa de su equipo y su desarrollo profesional.

Te puede interesar

Solicita una cita con un experto: Demo online de a3EQUIPO, ¡Solicitar ahora!

Liderazgo 5.0

En la nueva era laboral, se necesita un nuevo tipo de liderazgo. Los managers deben dar libertad, autonomía a sus equipos, dándoles voz y consiguiendo que sean parte activa de los proyectos, fomentando entornos de trabajo colaborativos, y poniendo en práctica sus habilidades sociales. Cuanta más tecnología tengamos en nuestras organizaciones más humanidad necesitamos, pues lo único que nos diferencia de la tecnología y de los robots son las emociones. Si los colaboradores son capaces de tomar decisiones bajo su propia responsabilidad se conseguirá una organización ágil, que actué de manera rápida y flexible. La agilidad, juega un papel crucial para sobrevivir, crecer y evolucionar en este mercado ya globalizado. Los managers deben estar preparados profesionalmente y abiertos al cambio permanente, estando en aprendizaje continuo, hecho, que todavía, hoy en día, es considerado, en muchas ocasiones, más como un gasto que como una inversión.

Vincula las estrategias de RRHH, negocios y IT más de cerca

Debido a su función de interfaz con los colaboradores, el departamento de personas está predestinado a actuar como pionero de la digitalización en la empresa. Si se convierte en el ejemplo a seguir y mejora la comunicación con los colaboradores, por ejemplo, a través de la tecnología, herramientas colaborativas, mejora de procesos, etc. a otros departamentos les resultará más fácil adaptarse a esta nueva mentalidad. Tampoco hay que olvidar las herramientas de comunicación interna, fomentando el sentimiento de pertenencia y la innovación.

Con todo esto los colaboradores ya han tenido experiencias positivas con nuevas herramientas y serán capaces de abrazar el cambio. Desarrollando a partir de ahí, los managers un plan integral de transformación, alineando estrategias de recursos humanos, negocios y IT entre sí.

El trabajo colaborativo y la movilidad

La necesidad de aumentar la efectividad del trabajo en equipo, tener acceso en tiempo real a documentos y tareas compartidas y el inminente ímpetu por reducir desplazamientos, hace que el trabajo colaborativo esté más de moda que nunca, necesitando sí o si incorporar tecnología, como así hemos podido evidenciar en la situación actual que estamos viviendo.  Desde el departamento de personas se debe liderar no solo la predisposición a utilizar estos entornos, sino que se debe impulsar la implementación de los mismos y la concienciación y preparación técnica del equipo.

Conclusión: Las personas son la clave del éxito del negocio

Con este nuevo paradigma, el cambio de perfiles profesionales, los nuevos enfoques de liderazgo, la introducción de la tecnología, etc. los departamentos de personas tendrán que lidiar con grandes desafíos. Sin embargo, una cosa es cierta: la digitalización hacia el nuevo mundo laboral no va a suceder por sí misma. Más bien y desde el punto de vista de las personas, se trata de detectar las necesidades de las personas y adaptar los procesos de RRHH para cubrir dichas expectativas. Sólo si los colaboradores entienden las razones del cambio y las hacen suyas, habrá un valor añadido para la organización. Gestionar este equilibrio y acompañar a la empresa en este proceso de transformación siendo parte estratégica del negocio será el gran reto de los departamentos de gestión de personas en los próximos años.

Share This