A estas alturas, es algo que todos debemos tener bastante claro, hay que estar en Internet y tan importante como es estarlo, es estar visible. Dar visibilidad a nuestra empresa en Internet es que esta sea relevante, que aparezca en los buscadores cuando los usuarios buscan empresas como la nuestra, que cuando la gente busque solución a sus problemas o necesidades, sea nuestra web la que tenga la solución.
Es aquí donde entra un elemento que seguro que ya habéis leído con anterioridad, el SEO, la optimización de una web para los buscadores, vamos, conseguir que nuestra web aparezca en Google lo más arriba posible.
Las visitas que se reciben a través de los buscadores son un gran porcentaje del total de visitas que se suelen recibir (echa un vistazo a tu panel de Analytics). Cuanto más arriba aparece nuestra empresa en Google, mayores son estas visitas y si eres el primero, ni te lo imaginas.

¿Ya sales el primero en Google?

Salir el primero en Google
No confundas esto con que si buscas el nombre de tu empresa en Google, esta aparezca la primera (genius!), esto es que tu empresa salga en Google cuando alguien busca un producto o servicio como el que comercializas. El que te busca por tu nombre, ya te conoce, el que busca productos y servicios, todavía no. Estos son los clientes potenciales que necesitamos y en muchas ocasiones, si no hemos hecho nada hasta ahora, puede que no aparezcamos ni en la primera página de resultados y seamos “invisibles”.

Busca la palabra adecuada, el nicho


Pelear en temas de SEO para salir el primero en muy complicado, “batirse el cobre” por conseguir una buena posición con una palabra o términos genérico con mucha competencia requiere un trabajo titánico, siempre es más fácil apostar por cadenas de palabras, nichos, etc. para posicionarnos, además de ser los más adecuado para empezar.
Tenemos que seleccionar combinaciones de palabras que sean nichos para nuestra empresa y que además se busquen en Internet. Busca primero las palabras genéricas y a partir de ahí, las combinaciones posibles. Ejemplos:
Empresa que vende zapatos de señora

  • Combinaciones genéricas con competencia alta:
    • Zapatos de mujer
    • Zapatos de señora
    • Comprar zapatos de mujer
    • Tienda de zapatos
  • Combinaciones nicho
    • Zapatos cómodos con tacón
    • Comprar zapatos de noche baratos
    • Zapatos rojos con tacón alto
    • Tienda de zapatos de mujer en Elche

Asesoría laboral

  • Combinaciones genéricas con competencia alta:
    • Asesoría en Elche
    • Asesoría laboral
  • Combinaciones nicho
    • Gestión de nóminas en Elche
    • Asesoría que lleve las nóminas de una empresa
    • Cómo se hace una nómina

Tengamos también en cuenta que cada vez se hacen búsquedas más complejas, haciendo preguntas directamente, es decir, no palabras sueltas, si no frases completas. Y si, Google lo entiende (prueba a buscar en Google “¿cuándo se estrena Star Wars Episodio 7?“).
Pero ¿cómo hacemos esto? ¿Cómo conseguimos posicionar bien nuestra empresa en Google? Aquí siento decirte que no tengo una fórmula mágica, son muchos los elementos y variables que afectan a cómo y donde aparece la web de tu empresa cuando alguien busca en Google. Además, los señores que hay detrás de Google, realizan cambios continuamente, lo que pueden funcionar muy bien hoy, puedo que no mañana. Aun así vamos a ver qué variables podemos ir trabajando y qué acciones tomar para conseguir nuestro objetivo y que con constancia vayamos subiendo en los resultados de Google.

Optimiza la web de la empresa, es decir, abre el capó y pon el motor a punto.

Antes de empezar una carrera, hay que hacer una serie de comprobaciones. Que nuestra web esté a punto para posicionarse en buscadores es muy importante, esto es hacer que la web de la empresa cumpla una serie de “requisitos” para entenderse bien con Google.
Comprobar que podemos gestionar los metatítulos, las metadescripciones, el campo ALT de las imágenes, que hay un fichero llamado robost.txt bien optimizado, que se genera correctamente el fichero sitemap.xml, que la estructura de la web utiliza encabezados, que el tamaño de las imágenes está optimizado, que el servidor responda rápido, etc.
Un aspecto también importante es que la web sea responsive design, también llamado diseño adaptativo, hace que nuestra web se adapte al tamaño de pantalla que utilicemos para acceder, sea un teléfono, un tablet o un ordenador.
¿No entiendes un pimiento? Contacta con el desarrollado de tu web para que te lo confirme o exígelo si te van a hacer un nuevo desarrollo.

Haz marketing de contenidos, es decir, escribe como si no hubiese mañana.


Piensa una cosa, si Google te pone más arriba o más abajo en los resultados según si eres más relevante, ¿Cómo puede saberlo? ¿Cómo puede saber que tú eres mejor que otro? Una respuesta a esto es que hablas en tu web más de un tema que la competencia.
Hay que escribir en la web de nuestra empresa mucha información, que sea valiosa para el que entre, de nada sirve escribir parrafadas si luego la gente se asusta al ver bloques infinitos de texto.
Detallar nuestros productos y servicios, qué hacen, qué solucionan, sus características, sus beneficios, véndelos. Aquí un punto que nos ayuda a subir posiciones es resolver cuestiones, la gente busca muchas veces “cómo hacer algo”, “donde comprar algo”, “cuál es el mejor sobre algo”, contestar a estas preguntas en nuestro web nos empujará a mejores posiciones.
Una vez hemos terminado con la web, nos damos cuenta de que es un texto finito, no podemos poner más, nuestra web tiene una información que va a quedarse estática y a los buscadores les gusta el dinamismo. Aquí un blog nos puede ayudar, pues su estructura nos permite escribir sobre los temas que nos interesan y están relacionados con nuestra empresa, de forma regular y continua en el tiempo. El blog nos permite aportar valor de contenido y que los visitantes son más propensos a compartir en redes sociales. Es importante en este punto que la publicación sea periódica y regular.

Consigue enlaces de webs y usa las redes sociales, es decir, se popular.

En los últimos cambios que Google realiza en su buscador han aumentado la importancia de las redes sociales para que nuestra empresa salga mejor en Google. Aquí son los visitantes y los usuarios los que eligen qué es importante, con sus Me gusta, sus Tweets, sus recomendaciones, sus menciones, etc. revelan qué web es valiosa y Google lo tiene en cuenta.
Para ello debemos tener una página web interesante y que proporcione ese contenido que los usuarios quieran compartir, relacionarse con los usuarios en las plataformas sociales para que nos citen, para que participen en nuestros canales y Google nos vea como más relevantes.
Recuerda tener los datos cumplimentados y tener un perfil en cada red social de tipo empresa, marca o negocio local, confirmar la web, la dirección física, etc. Esto da más detalles de que el perfil es el real de la empresa.
No te olvides de Google+, ya que para tratar de conseguir usuarios, Google mejora el posicionamiento cuando utilizas su red social. Si tienes un negocio local, los resultados en Google mejoran mucho con esta red social, mostrándote en el mapa.
Al final, colocar a nuestra empresa en los primeros resultados de Google es un trabajo continuo y de sentido común, quizás no alcancemos el primer resultados, pero seguro que trabajando todo lo que hemos visto, aumentaremos la notoriedad de la empresa en Internet y subiremos posiciones en las búsquedas y si esto no te apaña, siempre puedes pagar y hacer SEM.
imágenes: JD Hancock (1) (2) (3)

Manu es consultor de business intelligence especializado en Tableau. Anteriormente ha formado parte del departamento de marketing en CLAVEi como social media manager.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

SUSCRÍBETE

Recibe un correo mensual con el resumen de los artículos más interesantes de nuestro blog

Te has suscrito correctamente

Share This