Actualizado.- 18/09/2020

Los almacenes inteligentes se han convertido en una pieza fundamental en el presente y el futuro de la logística. Cada vez son más las empresas que van evolucionando en la manera de hacer las cosas, son muchos los beneficios que nos ofrecen las herramientas tecnológicas que van avanzando a un ritmo frenético.

Desde siempre, ha sido un hándicap para las empresas que deben gestionar un almacén, el control de stock, ubicaciones, optimización del mismo, etc.

¿Qué es un almacén inteligente?

Un almacén inteligente, almacén automático o almacén automatizado es aquel que permite realizar de una forma automática la mayor parte de las tareas que se realizan de forma cotidiana dentro de un almacén.

Te puede interesar

Solicita una cita con un experto: Demo online de ClaveiPro, ¡Solicitar ahora!

Ventajas de un almacén inteligente

Los almacenes inteligentes nos ofrecen grandes ventajas a la hora de gestionar correctamente un almacén, entre las que destacamos las siguientes:

Control de stock y preparación de mercancía.

El riesgo de error se reduce al mínimo cuando es el propio almacén el que registra las entradas y salidas en el mismo. Siempre ha existido el riesgo de cometer errores a la hora de realizar un recuento manual, por el contrario, con un SGA al realizar el picking mediante la lectura de códigos de barras, se puede identificar el producto y cantidad en cada lectura, con lo que el margen de error se reduce.

Optimización de recursos.

Algo importante en un almacén es el orden del mismo. Una correcta distribución ayuda a optimizar los recursos, por ejemplo:

  • Al preparar la mercancía a servir, se informaría del orden secuencial de búsqueda de la mercancía en las ubicaciones del almacén, para la preparación de ésta, pudiendo definirse los parámetros según dimensiones, pesos, etc., para poder distribuirla en los palets de carga de forma optimizada.
  • Se establece y prioriza el trabajo de los operarios, de tal forma que el encargado asignaría los pedidos a preparar a cada uno de ellos, y conforme éste fuese terminando los trabajos, automáticamente sabría cuál sería el siguiente trabajo a realizar.
  • Optimización de espacio: Al ubicar la mercancía, nos informaría de los huecos disponibles para su almacenaje, aprovechando al máximo cada uno de ellos y evitando que quede la mercancía distribuida en diferentes ubicaciones, con lo que posteriormente sería más costosa su localización.

Si existe una integración bidireccional entre SGA y ERP, procesos como la entrada y salida de mercancía o inventarios quedarían registrados automáticamente en ambos sistemas, incluso generando la documentación correspondiente a cada proceso (albaranes, hojas de agencia, etiquetas, etc.).

La implementación de un almacén inteligente puede conllevar un coste relativamente elevado, pero según los expertos el retorno de inversión se consigue en 8 meses aproximadamente.

La importancia de un programa de gestión inteligente de almacén

La gestión de un almacén no abarca únicamente el control de las operaciones de un almacén (recepción de mercancías, almacenamiento, desplazamiento de cualquier existencia en el almacén, etc.). Cuando el número de mercancías es muy grande, la gestión de estas se vuelve complicada si no es por medio de una solución tecnológica que nos permita garantizar una gestión eficiente del almacén.

En ocasiones, las empresas pretenden gestionar su almacén de la manera que lo han hecho tradicionalmente, de forma manual, lo que implica aumentar la carga de trabajo en tareas administrativas con la pérdida de tiempo que conlleva. Por suerte, muchas empresas, cada vez más, entienden que los software de gestión de almacén permiten gestionar los datos de forma integrada y vinculada con el resto de los datos de la empresa, en p. ej. un ERP, lo que ayuda a tomar mejores decisiones y los rendimientos. Además, este tipo de soluciones no es sólo para grandes empresas, son adaptables a todo tipo de empresa, independientemente de su tamaño.

cita-claveipro