Casi todos lo hacemos; la primera vez que nos dicen el nombre de una empresa que no conocemos vamos a Google y ponemos su nombre para ver qué encontramos. El resultado que Google arroja puede variar dependiendo de si la empresa tiene página web o no, pero casi el 100% de las ocasiones veremos una ficha en la parte de la derecha (si estamos buscando en ordenador) o lo primero que vemos si hacemos la consulta desde el móvil. Esa ficha que contiene mucha información de la empresa en cuestión se gestiona con Google My Business.

giphy-type-the-computer

«Tú buscando una empresa en Google».

¿Qué es Google My Business?

Google My Business es una herramienta gratuita que facilita Google para ayudar a las empresas a gestionar su presencia online. Lo que permite es establecer una vinculación directa del negocio con el entorno donde desarrolla su actividad más cercana.

Por medio de un panel de control único te va a permitir por un lado, una gestión fácil y rápida de los datos más inmediatos que tus clientes o usuarios van a necesitar para contactar con tu empresa, saber a qué os dedicáis o simplemente ubicaros en Google Maps para poder ir a veros, y por otro Google My Business ofrece un montón más de posibilidades para mejorar la presencia online de la empresa, desde la gestión de reseñas a la posibilidad de subir fotos y vídeos de la empresa y un largo etcétera.

¿Por dónde empiezo en Google My Business?

Pues lógicamente habrá que empezar por el principio, es decir habrá que comprobar que tenemos un perfil de empresa en Google My Business y si no crearlo.

WKoJwDQ

«Morgan, no te agobies empieza por el principio».

Lo primero verifica tu empresa

A la hora de empezar a trabajar con Google My Business es muy importante verificar nuestra empresa. Además de proteger nuestra presencia en Google si no verificamos nuestra empresa, no vamos a poder acceder a todas las funcionalidades que nos ofrece Google.

El proceso es muy fácil. Si la ficha de nuestra empresa ya está creada, lo que tenemos que hacer es reclamarla clicando sobre ¿Eres el propietario de esta empresa?” y seguir el proceso de verificación. En caso de no estar creada tendremos que crearla nosotros desde cero y también tendremos que verificarla. El proceso en ambos casos es sencillo y Google nos ofrece diferentes posibilidades, por ejemplo por vía telefónica, por email o la más clásica recibiendo una tarjeta por vía de correo ordinario, en todos los casos Google te proporcionará un código que hay que incluir en Google My Business para poder verificar que tú eres el propietario de esa empresa.

Te puede interesar

Descargar eBook sobre >>Una visión global del Marketing Digital<<

Posibilidades de Google My Business

Google My Business es mucho más que únicamente completar unos datos de contacto o ubicar tu empresa en Google Maps, ofrece muchísimas posibilidades y es importante conocerlas para poder aprovecharlas, así que te comento las más interesantes:

Publicaciones

Se trata de una pequeña ficha que verás debajo de la información sobre tu empresa cuando la busques en Google. En ella se puede promocionar todo tipo de cosas: nuevos productos, anunciar eventos, resaltar alguno de tus artículos, etc. Es un apartado que permite un punto de contacto con tus clientes o posibles clientes que muchas empresas de tu competencia no están aprovechando, así que ya sabes.

Información

Es uno de los apartados fundamentales y que tienes que revisar a fondo. Es donde indicas toda la información de la empresa, datos de contacto, teléfonos, horarios de apertura y cierre y un largo etcétera. Cuanta más información útil proporciones aquí a tus posibles clientes mucho mejor. Eso sí, es importante que la información sea correcta, compruébala con cuidado.

Estadísticas

Google My Business ofrece un apartado de estadísticas bastante completo donde vas a poder ver muchos datos interesantes sobre tu página, sin embargo, como todos los datos, no son de mucha utilidad si no te paras en algún momento a analizarlos y tratar de sacar conclusiones útiles.

Reseñas

Otro apartado muy importante ya que desde aquí puedes revisar y responder a las reseñas. Es muy importante que lo hagas sobre todo en el caso de reseñas negativas a las que deberás contestar y gestionar.

Mensajes

Para poder utilizar esta opción, es necesario hacerlo desde un smartphone utilizando la app oficial de Google My Business, disponible para iOS o bien para Android. Para poder activar los mensajes (y luego atenderlos), tienes que ir al apartado “Clientes” y en “Mensajes” activarlos. Una vez hecho esto, los clientes que vean tu ficha desde el móvil tendrán habilitado un botón “Mensaje” y al clicar en él podrán enviarte uno de forma directa en el momento en el que lo necesiten.

Fotos

Desde este apartado podrás subir imágenes y vídeos de la empresa. Es importante que lo utilicemos por dos causas fundamentales, la primera es que el perfil de tu empresa en Google My Business muchas veces es la primera impresión que tienen tus posibles clientes de ella, por tanto hay que aprovechar el potencial de las imágenes y vídeos para causar una buena primera impresión. La segunda es que aumenta la visibilidad de nuestra ficha, está demostrado que los perfiles con más imágenes y vídeos tienen más visualizaciones que los que no han utilizado esta posibilidad.

Productos

Pues sí, Google My Business nos permite mostrar productos a los usuarios que visitan nuestra ficha, por tanto hay que aprovecharlo. Puedes añadir productos con sus imágenes, descripciones y precios y además un botón con diferentes cuentas que redirigirán al usuario a la ficha del producto donde podrá adquirirlo.

Hay muchas más opciones que ofrece Google My Business, sólo te he comentado algunas de ellas que creo que son bastante interesantes, pero has de saber que dependiendo del sector al que te dediques puedes ver otras opciones, por ejemplo, para restaurantes se activan opciones específicas, etc. así que revisa todas las posibilidades.

5 consejos básicos en Google My Business

Para cerrar os dejo cinco consejos muy básicos, pero creo que útiles a la hora de trabajar en Google My Business.

giphy-morgan-freeman-sleep

«¡Morgan despierta que vienen los consejos!».

1.- Utiliza una cuenta de Gmail a la que tengas acceso habitual o controles quién accede.

Se da bastante a menudo el caso de que alguien creó en su día la ficha de Google My Business pero ese alguien ya no está en la empresa, o sí está pero olvidó totalmente las credenciales de acceso a la cuenta que gestiona Google My Business, por eso es recomendable que se controle muy bien con qué cuenta se ha creado la ficha y quienes tienen permisos para gestionarla como administradores. También es interesante que haya más de un administrador para que en caso de que pase algo con la cuenta que controla habitualmente el perfil de empresa, haya otro usuario que pueda gestionarla.

2. Verifica los datos.

Es algo de Perogrullo pero no sabes la de veces que he encontrado datos erróneos en las fichas de Google My Business. Desde pinchar en el botón que lleva a la web y llegar a una página de error 404 hasta llamar por teléfono y que aparezca una empresa totalmente distinta a la que quería contactar. Así que hay que revisar estos datos a fondo y asegurarse de que son correctos.

3.- NAP.

NAP son las siglas de Name – Address – Phone, lo que viene a ser el Nombre de tu empresa, la dirección y el número de Teléfono. Son datos esenciales que hay que añadir siempre de la misma forma en todas partes. Cuando digo en todas partes me refiero a que siempre que en Internet escribas el nombre, dirección o teléfono de tu empresa hay que hacerlo igual. Por ejemplo en tu web, en directorios locales y por supuesto en Google My Business.

Si cada vez que escribes estos datos lo haces de una forma distinta, Google detectará una incoherencia en la información y será más difícil posicionar en primeras posiciones en búsquedas locales.

4.- Potenciar y revisar reseñas.

Las reseñas son una de las partes más importantes de Google My Business por dos motivos fundamentales. Primero porque ayudan a tener un posicionamiento mejor en las búsquedas que activan el pack local de Google, empresas con más reseñas positivas tendrán más posibilidades de aparecer primero, segundo porque una empresa con un buen número de reseñas positivas va a dar mucha más confianza a un posible cliente que una que o bien no tenga ninguna o estas sean negativas, así que dedica tiempo a ellas.

Por un lado, intenta potenciar que tus usuarios o clientes dejen reseñas en tu perfil de Google My Business, sobre todo si sabes que son clientes que están satisfechos y sus reseñas van a ser positivas, por otro lado, es imprescindible revisarlas y en caso de detectar alguna reseña negativa, tratar de gestionarla y como mínimo contestar al cliente o usuario en la propia plataforma.

5.- Aprovecha las publicaciones.

Como he comentado antes, Google My Business permite publicar diferentes contenidos, desde publicaciones propiamente dichas hasta productos, fotos o vídeos. Aprovecha estas posibilidades y diferénciate de tu competencia manteniendo un perfil de Google My Business dinámico, actualizado y con una buena imagen, muchas veces la primera impresión que un cliente potencial se va a llevar de tu empresa es la que va a ver en la ficha de Google My Business.

A darle caña a Google My Business

«¡A darle caña a Google My Business Morgan!».

Como has visto si has llegado hasta aquí, Google My Business es mucho más que poner la empresa en el mapa y rellenar unos cuantos campos con los datos de contacto, y eso que no he entrado a detalle en muchas más posibilidades que ofrece y que continuamente Google va ajustando y mejorando (por ejemplo, con el COVID19 aparecieron muchas funcionalidades nuevas). Así que, si no lo has hecho ya, verifica tu empresa en Google My Business y explora y aprovecha todas sus posibilidades.

Nueva llamada a la acción