El pasado 12 de julio asistimos en PBC Coworking en Petrer a la tercera sesión de Calzatic 2018 organizada por Clavei | Expertos en Transformación Digital (y especializada en el desarrollo y comercialización de soluciones tecnológicas para el sector moda-calzado) en colaboración con AVECAL (Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado) y FEPICA (Federación Provincial de Industriales del Calzado de Alicante).

Nuevo llamado a la acción

La sesión de trabajo ha comenzado con la intervención de Joaquín Garrido, Director Industria 4.0, y moderador de esta mesa de trabajo, quien trasladó a los asistentes la relevancia de apostar por la integración de tecnologías de Internet de las Cosas o IoT, dado que son muchas las ventajas y beneficios de la aplicación de la interconexión digital de objetos con internet a la industria del negocio de la moda y del sector calzado. Garrido, también ha resaltado:

“El Internet de las Cosas es una tecnología habilitadora de la transformación digital de las empresas, de sus procesos operativos y de sus modelos de negocio. Si las empresas pretenden maximizar su rendimiento y optimizar su productividad deben tener presente este tipo de nuevas tecnologías”.

En la mesa de trabajo, que se inició a continuación, los expertos han aportado su visión y han puesto en valor lo que supone el Internet de las Cosas para la industria. A continuación, se recogen las conclusiones de esta tercera sesión de Calzatic.

Pedro Vives, Gerente de Comelz España, en línea con lo anterior, indicó que nos encontramos en un sector principalmente artesanal, donde la mano del hombre tiene un papel fundamental en prácticamente todos los procesos. No obstante, resaltó:

“Disponemos de la tecnología para que, sin causar un drama al operario, se pueda establecer un nuevo modelo eficiente de vínculo hombre-máquina. Es un momento óptimo para que las empresas del calzado puedan ir adaptándose a la industria 4.0 mediante la incorporación gradual de estas nuevas tecnologías”.

Marisa Monfort, Adjunta de Dirección en AEC (Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado), señaló que es necesario que las empresas del calzado se interesen por todas las áreas que caracterizan a la industria 4.0. Asimismo, Monfort subrayó:

“El tejido empresarial mayoritario de las empresas del sector calzado, así como en otros sectores, son micro-pymes y pymes. No obstante, es necesario que estas destinen pequeñas inversiones a nuevas tecnologías para introducirse paulatinamente en la industria 4.0″.

Antonio de Rojas, Director de I+D Industria 4.0, comentó la necesidad de trasladar a las empresas del sector calzado que la tecnología existe y está desarrollada, que las empresas deben afrontar la resistencia y el miedo a hacer inversiones en este tipo de tecnología y que el Internet de las Cosas será básico para la supervivencia de las empresas del sector calzado, porque presenciaremos a corto plazo, situaciones en las que la velocidad y la flexibilidad será fundamental en temas relacionados con eCommerce, Marketplace, etc.

David Todolí, Especialista de la línea de I+D de comunicaciones avanzadas, informática industrial y eficiencia energética, las nuevas tecnologías de IoT y CPS, presentó un caso de éxito en la industria del calzado. Todolí subrayó, las tecnologías habilitadoras persiguen una serie de objetivos como tener acceso a todos los flujos de datos generados a nivel de campo y publicados a nivel de fábrica; apoyar las actividades de mantenimiento de los sistemas logísticos; aumentar el nivel de visibilidad de la producción; etc. Asimismo, de la integración de estas nuevas tecnologías se pueden obtener los siguientes resultados:

  • Disminuir el tiempo de inactividad de las plantas de fabricación de calzado.
  • Disminuir los costos de mantenimiento subcontratados y los costos de producción.
  • Aumenta la productividad en términos de cantidad de zapatos producidos.
  • La visibilidad en tiempo real en el sistema de producción.

Eduardo Remirez, CEO JMP Ingenieros, habló sobre su experiencia en la implantación de Smart Factory, así como de la alta rentabilidad que supone la inclusión de tecnología en productos y procesos. En su opinión la mejora vendrá de la interpretación de los datos y su transformación en estrategias de actuación (inteligencia operativa) y del nuevo modelo de vínculo hombre-máquina (inteligencia artificial, realidad aumentada y robótica colaborativa). Además, Remirez resaltó:

“La Smart Factory, es una estructura que engloba una serie de células productivas informadas e interconectadas, capaces de establecer entre ellas los vínculos necesarios para comportarse como una red adaptable de inteligencia distribuida. Esta arquitectura permite a las células productivas mutar, regularse y parametrizarse recíprocamente con el objetivo de optimizar la producción global de la factoría, observando, lo mejor posible, las directrices estratégicas de la gerencia de planta en función de los recursos y circunstancias de cada momento”.

Damián Poveda, Design Engineer en Inescop, destacó que el Internet de las Cosas es una tecnología habilitadora lo suficientemente desarrollada como para poder ser aplicada de forma sencilla, una tecnología que las empresas tendrían que percibir como lo que es, una oportunidad en sí misma.

Alfonso Morant, Consultor Industria 4.0 especializado en Calzado, Textil y Marroquinería, comentó la necesidad de analizar como transmitirles a las micro-pymes y pymes los beneficios derivados de la implantación de estas nuevas tecnologías, que entiendan que pueden obtener un retorno de la inversión relativamente rápido. Y, que sean conscientes de que paralelamente a cualquier proceso de innovación, deben trabajar la gestión del cambio, porque en las empresas y en las fábricas paralelamente hay máquinas y hay personas, y es fundamental que se gestione eficientemente este nuevo modelo de relación”.

José Luis Costa, Consultor Industria 4.0, trasladó que se presenta un reto para los próximos años, y ante este reto podemos observar las dos velocidades a las que se mueve el sector, por una parte, están las empresas que afrontarán el reto de digitalizarse o transformarse digitalmente, y por otro, están las empresas que no se si lo harán, y, por tanto, no sé dónde estarán o si estarán. Asimismo, Costa resaltó:

“Ante esta situación, debemos mostrar un camino claro a las empresas que decidan caminar hacia la industria 4.0, para que afronten el reto sin ambigüedad e incertidumbre”.

Miguel Ángel Monedero, Project Manager (ha colaborado como consultor externo en la Mejora de Procesos de Creaciones Stuart Weitzman), comentó que actualmente encontramos una parte del sector del calzado explorando nuevas tecnologías y, otra parte del sector al margen de esta realidad. Monedero, también destacó:

“Si bien, el sector del calzado es un sector artesanal, pero un sector que debe reorientarse hacia una posición logista-artesano si no quiere quedar desplazado del mercado en los próximos años”.

Joaquín Marcos, Responsable de comercialización en AVECAL, señaló que ciertamente nos encontramos ante un reto importante y urgente. Marcos, subrayó:

“La situación actual se podría resumir con dos canciones de Freddy Mercury, “I want it all, and I want it now” (lo quiero todo, y lo quiero ahora) […] y a lo que se podría añadir “I want it quick” (lo quiero rápido) y “the show must go on” (el espectáculo debe continuar), y continuará. No obstante, para continuar, las empresas deben revisar el offline, el online y el inline (lo que sucede en el interior de las empresas), porque si las empresas no quieren quedar desplazadas del mercado no se puede seguir actuando como tradicionalmente”.

 

¿Quieres conocer en qué consiste el proyecto Calzatic? Más información.

Nuevo llamado a la acción

Expertos en  : Software Erp, Ecommerce, Marketing Digital, Business Intelligence, Migración al Cloud y Ciberseguridad.

Share This